Fuerza Aérea busca superar fallas en mando atómico

Por ROBERT BURNS

WASHINGTON (AP).- En un nuevo intento para superar las fallas de su unidad de misiles nucleares, la Fuerza Aérea considera propuestas que puso a prueba hace cinco años, según correos internos y documentos que obtuvo The Associated Press. Muchas de las medidas tuvieron entonces resultados deficientes, pero los nuevos esfuerzos van mucho más allá, tienen un calendario más estricto y el apoyo del secretario de Defensa, Chuck Hagel.

Así, la nueva estrategia parece más promisoria para una Fuerza Aérea que está bajo la lupa debido a las diversas dificultades y fallas embarazosas que pusieron en duda la eficiencia del mando de algunas de las armas más temibles del mundo.

La anterior estrategia, como se muestra en documentos internos y correos electrónicos de la Fuerza Aérea correspondientes a los años 2008 y 2009, incluyó algunas de las medidas propuestas nuevamente por un nuevo grupo de líderes de la Fuerza Aérea, como bonos económicos y otros incentivos para hacer más atractivo el trabajo de los hombres y mujeres que operan, mantienen y garantizan el funcionamiento de una flota de la Fuerza Aérea de 450 misiles nucleares Minuteman de tres ojivas atómicas cada uno.

Aquella ocasión, como ahora, la fuerza Aérea también consideró medidas para eliminar la mayoría de los “desincentivos” más perjudiciales, aquellos aspectos que podrían convertir en dispendiosa la responsabilidad de la fuerza de misiles. “Mantengan la fe”, escribió en 2009 en un correo electrónico uno de los comandantes a sus efectivos de misiles balísticos intercontinentales. Sin embargo, todo parece indicar que falló la fe.

The Asociated Press documentó en diversos textos periodísticos que difundió el año pasado fallas como lagunas de mando, deficiencias en adiestramiento, baja moral e infracciones deliberadas a las normas de seguridad. The Asociated Press también reveló un estudio no publicado según el cual se había encontrado evidencia de “fatiga” y frustración entre los oficiales con responsabilidad para el lanzamiento de misiles y en las fuerzas de seguridad de los misiles balísticos intercontinentales.

En su reacción, Hagel dijo que debía hacerse algo de inmediato para restaurar la confianza pública en la fuerza nuclear y para garantizar que las armas estén bajo mando competente. Hagel dio un paso al frente después de que se hiciera pública una investigación antidrogas de la Fuerza Aérea y un escándalo en el que se había hecho trampa en exámenes dentro de la fuerza de misiles balísticos intercontinentales y cuyas reales dimensiones continúan bajo investigación.




Volver arriba