Estudio muestra aumento de migración a países de alto ingreso

WASHINGTON, Estados Unidos (Notimex).- Unos 160 millones de personas, 69 por ciento de los migrantes del mundo, viven ahora en países de alto ingreso, frente a 87 millones en 1990, y el envío de remesas de dinero se triplicó, según un estudio del Pew Research Center.

Estados Unidos y países europeos como Alemania, donde el ingreso per cápita anual es de 12 mil 616 dólares o mayor, son cada vez más atractivos para los migrantes, cuya razón principal para mudarse es la búsqueda de oportunidad económica, indicó el reporte.

El reporte señaló que uno de cada 10 migrantes proviene de países de ingresos medios, entre mil 36 dólares y 12 mil 615 dólares anuales per cápita como México e India.

El centro de estudios destacó que en el mismo periodo, los inmigrantes nacidos en países de alto y bajo ingreso han disminuido.

Apuntó que el número total de migrantes en el mundo aumentó a 232 millones en 2013, respecto a los 154 millones en 1990, con un aumento constante de 3.0 por ciento.

De acuerdo con el reporte, Estados Unidos permanece como el destino migratorio más importante, para uno de cada cinco migrantes.

Agregó que 14 por ciento de la población en Estados Unidos nació en el exterior, mientras que esa proporción es de 28 por ciento en Australia y 21 por ciento en Canadá.

De 1990 a 2013, el número de migrantes de América Latina y el Caribe que viven en Estados Unidos aumentó de 47 a 55 por ciento.

Según el informe, los envíos de dinero ha aumentado a pesar de la crisis económica global de 2009, para triplicarse desde 2000 y sobrepasar ahora los 500 mil millones de dólares.

Puntualizó que la proporción de las remesas globales recibidas en los países de ingreso medio se incrementó a 71 por ciento en 2013, con respecto al 57 por ciento registrado en 2000.

El reporte añade que las transferencias de dinero a los países de ingreso bajo se duplicó, y su participación en el total pasó de tres por ciento en 2000 a seis por ciento en 2013.

En tanto, las remesas destinadas a países de alto ingreso declinó de 40 a 23 por ciento durante el mismo periodo.




Volver arriba