En desventaja inmigrantes para participar en programas de educación

 

WASHINGTON (Notimex).- Padres inmigrantes en Estados Unidos enfrentan barreras del idioma y de bajo nivel de lectoescritura, lo que les impide involucrarse en los programas educativos en los primero años de vida de sus hijos, según un estudio divulgado hoy.

‘Los padres inmigrantes a menudo no están en una posición similar a la de los nacidos en el país dada las brechas en su alfabetización, idioma inglés, cultura estadunidense y sistemas de conocimiento’, dijo Margie McHugh, directora del Centro Nacional de Políticas de Integración del Inmigrante.

Destacó que abordar esos vacíos es un reto urgente para los legisladores y para los programas de ‘primera línea’ en la arena de la niñez temprana.

El estudio ‘Padres inmigrantes y programas de niñez temprana: abordando las barreras de alfabetización, cultura y sistemas de conocimiento’ destaca los obstáculos que existen por la falta de servicios de interpretación y una traducción ‘robusta’.

Asimismo, por el alfabetismo funcional limitado de muchos de los inmigrantes.

‘Las dificultades que experimentan muchos programas de educación infantil y cuidado (ECEC) para comprometer a esos padres inmigrantes, han sido exacerbadas porque el financiamiento para la educación básica e instrucción del inglés está mayormente rebasada por la necesidad’, apuntó el informe.

El estudio abordó las necesidades de los padres recién llegados a Estados Unidos en materia de involucramiento parental, habilidades y liderazgo para su interacción con los programas ECEC mientras preparan a sus hijos para la transición a preescolar y niveles posteriores.

Anotó que más del 25 por ciento de los niños de ocho años y menores en Estados Unidos tiene padres que nacieron en el extranjero -más del doble que en 1980- y destacó la ‘urgente necesidad’ de abordar los problema que esos padres de niños pequeños enfrentan.

Recordó que el 45 por ciento de los padres inmigrantes de niños nacidos en Estados Unidos menores de ocho años tienen bajo ingreso y el 47 por ciento tiene un uso limitado del inglés.

Según el reporte, los padres inmigrantes en proporción de más del doble, tienen menos probabilidades que los padres nacidos en Estados Unidos, de tener estudios de preparatoria. Entre los padres en general, los inmigrantes representan el 45 por ciento con niveles más bajos de educación formal.

El reporte encontró que los programas de educación temprana carecen de socios institucionales para abordar las necesidades de los padres inmigrantes dada la capacidad, ‘severamente limitada, del sistema de educación para adultos para llegar a padres analfabetas y con poco manejo del inglés’.

Maki Park, analista del Instituto de Política Migratoria, indicó que los niveles bajos de educación representan un factor de riesgo ‘significativo’ para los niños en los primeros años de edad, dado que el grado educativo de la madre está vinculado a los resultados educativos de los menores.

El reporte incluye información de los 50 estados de la Unión Americana sobre la población joven nacida de padres inmigrantes, así como del manejo del idioma inglés, sobre el ingreso y nivel educativo de los padres.

 



Volver arriba