Emergencia en Estados Unidos por tornados que dejaron al menos 18 muertos

 

WASHINGTON (EFE).- El centro y sur de Estados Unidos se vio azotado en las últimas horas por una devastadora oleada de tornados que causó al menos 18 muertos, mientras los equipos de rescate buscan sobrevivientes entre los escombros que dejó a su paso.

Tres condados del norte de Arkansas fueron declarados hoy en situación de emergencia después de que los tornados causaran numerosos destrozos en varias poblaciones situadas al norte de Little Rock, donde se concentraron 16 de las víctimas, especialmente en las ciudades de Mayflower y Vilonia.

Las otras dos víctimas mortales tuvieron lugar en el vecino estado de Oklahoma y en Iowa, más al norte.

Los meteorólogos extendieron hoy las alertas de tornado a otras regiones de Arkansas, Luisiana, Misisipi, Texas, Misuri y Tennessee, mientras que las advertencias de tormenta alcanzan también al valle del río Ohio, en zonas de Illinois, Indiana y Kentucky.

Las autoridades estatales de Arkansas dieron cuenta de al menos diez personas muertas en el condado de Faulkner, donde se encuentran Mayflower y Vilonia, cinco en el de Pulaski y otra en el de White.

David Hogue, portavoz del Condado Faulkner, informó que nueve de esas personas murieron en Naylor Road, en el sector este de Vilonia y cerca del aeropuerto.

Otras dos personas murieron en Oklahoma y Iowa durante la serie de tormentas y tornados, que en algunos sitios alcanzaron vientos de hasta 240 kilómetros por hora, según las autoridades locales.

Casi 18.000 viviendas y negocios -10.000 de ellos en el Condado Faulkner- carecían de electricidad esta mañana en Arkansas, donde los tornados derribaron cables y postes de la red de suministro.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que la amenaza de otras tormentas y tornados ha disminuido en casi todo Arkansas, aunque persiste un riesgo de esos fenómenos en los condados orientales sobre las riveras del Misisipi.

El tránsito de vehículos estaba interrumpido esta mañana en la ruta interestatal 40, al sur de Conway, donde las cuadrillas municipales seguían limpiando los escombros en Mayflower, en busca de posibles víctimas o sobrevivientes.

El estado de emergencia declarado por el gobernador de Arkansas, Mike Beebe, en los condados de Faulkner, Pulaski y White permite la movilización de personal, equipos y fondos del Estado para ayudar en la remoción de escombros y el socorro a las víctimas.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, quien se encuentra en Filipinas, en una gira asiática que comenzó la semana pasada, envió un mensaje de condolencia a todos los afectados por los tornados, e indicó la disposición del Gobierno Federal para suministrar la ayuda que sea necesaria.

El Centro Médico Regional de Conway informó que había brindado asistencia médica a un centenar de personas por las heridas sufridas como consecuencia del tornado que afectó el domingo por la noche a Mayflower y Vilonia.

Nueve personas quedaron internadas en ese centro médico, ubicado entre Mayflower y Vilonia, y otras diez fueron transferidas a hospitales en Little Rock, la capital del estado de Arkansas, informaron los médicos.

El Hospital de Niños en Little Rock informó que había recibido 18 personas con heridas y la portavoz, Hilary DeMillo, señaló que en la sala de emergencia se brindó atención a personas con huesos fracturados, heridas cortantes y lesiones en la cabeza.

Los equipos de socorro, con la ayuda de perros, buscaban hoy sobrevivientes en Vilonia, donde, según Hogue, 60 casas quedaron destruidas o dañadas.

En el Condado de Pulanski se han abierto centros para atender a los damnificados en las escuelas de primaria y secundaria de Mayflower, y las iglesias del área, mientras que el Condado Pulaski ofrece asistencia en el Centro de conferencias Ferncliff.

El director de la Agencia de Emergencias de Arkansas, David Maxwell, dijo a los medios que no se sabe cuántas personas seguían desaparecidas esta mañana y que las cuadrillas de socorro van cuidadosamente casa por casa.




Volver arriba