El vicepresidente de EE.UU. promete acelerar envío de armas a Irak

Joe Biden

Joe Biden

WASHINGTON (EFE).- El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, conversó telefónicamente hoy con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, al que prometió acelerar su apoyo con el envío de más armamento a ese país.

En un comunicado, la Casa Blanca explicó que Biden y Al Maliki hablaron esta mañana, poco después de que milicias rebeldes de la organización Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) tomaran la importante ciudad de Mosul y prometieran avanzar hacia Bagdad.

Biden “dejó claro que Estados Unidos está preparado para continuar intensificando y acelerando el apoyo en seguridad y la cooperación con Irak, bajo el Acuerdo Estratégico, para hacer frente a la urgente y creciente amenaza del EIIL”.

Estados Unidos ha estado proveyendo ayuda militar y de inteligencia a Irak tras la salida total de sus tropas de ese país a finales de 2011, después de más de ocho años de presencia militar iniciada con el pretexto de que el depuesto régimen de Sadam Husein ocultaba armas de destrucción masiva.

Estados Unidos ha enviado hasta el momento armamento ligero, helicópteros, misiles y pequeños “drones” a Irak y ahora la Casa Blanca quiere acelerar el envío de cerca de una veintena de cazas F-16 y de varios helicópteros Apache, bloqueados durante un tiempo por el Congreso.

EE.UU. ha provisto a Irak con unos 15.000 millones de dólares en equipamiento militar desde 2005.

Biden destacó hoy a Al Maliki que “será críticamente importante para todas las comunidades iraquíes alcanzar un acuerdo político duradero y unirse para destruir a un enemigo común- el EIIL”.

Al Maliki, chiita, se enfrenta al EEIL, extremista suní, mientras que los kurdos al norte intentan mantener el conflicto lejos de sus fronteras, lo que demuestra la alta fragmentación del país en facciones sectarias.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que no descarta acudir a la ayuda de Irak con apoyo militar aéreo, ya que la situación es crítica. EFE




Volver arriba