El Pentágono investigará posible deserción de Bergdahl “a su debido tiempo”

WASHINGTON (EFE).- El Ejército de Estados Unidos dijo hoy que investigará las extrañas circunstancias que rodearon la captura del sargento Bowe Bergdahl por los talibanes “a su debido tiempo”, para determinar si son ciertas las acusaciones de que el militar desertó de su unidad en 2009.

El jefe del Ejército estadounidense, el general Raymond Odierno, dijo hoy en un comunicado que la prioridad tras la liberación del militar de 28 años es “cuidar de su salud y asegurarnos de que se reintegra apropiadamente (a su nueva vida)”.

No obstante, “en su debido momento, llevaremos a cabo una profunda, transparente y completa revisión de las circunstancias que rodearon su captura”, explicó el general Odierno en un comunicado.

Bergdahl se encuentra actualmente en un hospital militar en Landstuhl (Alemania) y será trasladado posteriormente a un centro médico en San Antonio (Texas), donde se reunirá con su familia y seguirá recibiendo tratamiento, probablemente más centrado en las consecuencias psicológicas que físicas de su reclusión.

Desde Bruselas, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que sería “injusto” con Bergdahl y su familia “dar por hecho” que es un desertor, como aseguran algunos de los miembros de la compañía en la que servía en Afganistán.

Según algunos de sus compañeros de armas, a finales de junio de 2009 Bergdahl abandonó su puesto avanzado en una zona montañosa del este de Afganistán y en ningún momento fue capturado en batalla o por haberse despistado durante una patrulla nocturna.

Según escribió el lunes en el Daily Beast Nathan Bradley, que sirvió en la misma unidad que Bergdahl, el entonces soldado raso abandonó su puesto voluntariamente, dejando atrás su arma y su chaleco antibalas, pero no su brújula.

“Bergdahl era un desertor y soldados de su propia unidad murieron intentando dar con él”, aseguró Bradley.

Según mensajes de correo electrónico entre Bergdahl y su familia, el soldado estaba desencantado y avergonzado con el papel de Estados Unidos en la Guerra de Afganistán.




Volver arriba