EE.UU. mantendrá unificado mando de espionaje

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- El gobierno del presidente Barack Obama mantendrá sus programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional y del Cibercomando, pero bajo la dirección de un sólo comandante militar, la primera medida ante lo que diversos medios describieron el viernes como cambios limitados propuestos por una panel especial que deliberó durante meses en secreto.     

El gobierno había considerado dividir la supervisión de ambos programas delicados a la seguridad nacional debido a las revelaciones de que sus programas de vigilancia escudriñaban información telefónica y de internet dentro de Estados Unidos y en el resto del mundo.     

Sin embargo, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, dijo el viernes que el gobierno considera que mantener juntas las responsabilidades de supervisión bajo un solo mando es el enfoque más eficaz para que ambas agencias cumplan sus misiones.     

El general Keith Alexander, director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA en inglés), supervisa las operaciones de vigilancia de este organismo y del Cibercomando del ejército, que vigila y reacciona ante el espionaje y las intromisiones indebidas en los sistemas informáticos.     

Está previsto que Alexander dimita en el primer trimestre del año entrante. La decisión del gobierno implica que Alexander será sustituido por otro comandante militar de alto rango en lugar de un director civil a recomendación de algunos expertos de seguridad nacional.     

El anuncio tiene lugar días antes de que un panel de inspección subordinado a la Oficina de Inteligencia Nacional (DNI en inglés) entregue el domingo sus conclusiones al presidente Obama sobre la vigilancia de la NSA.     

El Grupo de Inspección del DNI para Inteligencia y Tecnología de las Comunicaciones no efectuó sesiones públicas y se reunió varias ocasiones con empresas y grupos que defienden la privacidad pero fuera del alcance de la prensa y el público.     

El jefe del DNI, James Clapper, exentó al panel de los requisitos federales ordinarios de un funcionamiento transparente.     

Aunque el equipo especial ha mantenido en secreto sus recomendaciones, diversos medios han esbozado las propuestas que permitirían la continuidad de la mayoría de los programas de vigilancia de la NSA pero que modificarían la posesión de los grandes inventarios de archivos telefónicos del gobierno y restringirían las actividades de espionaje en las naciones aliadas.     

The Wall Street Journal informó que el panel propuso cambiar el control de los archivos telefónicos muy apreciados, del gobierno a compañías telefónicas particulares, mientras que The New York Times dijo que el grupo exhortó a la Casa Blanca a restringir el espionaje sobre los gobernantes de otras naciones.




Volver arriba