EE.UU. considera endurecer sanciones contra Rusia

Varios ciudadanos ucranianos desmontan una barricada, cerca de la Plaza de la Independencia, en Kiev.- (EFE)

WASHINGTON (AP).- Rusia podría enfrentar sanciones económicas más enérgicas por su proceder en Ucrania, advirtió el secretario del Tesoro estadounidense Jacob Lew, aunque otras potencias económicas se han mostrado renuentes a ir tan lejos como Washington.

Lew presentó el jueves la postura de su país al ministro ruso de Finanzas, Anton Siluanov, al que manifestó la disposición del gobierno del presidente Barack Obama de imponer “sanciones adicionales importantes” si Rusia exacerba la situación en Ucrania.

El Tesoro dijo en un comunicado que Lew describió como “ilegal e ilegítima” la anexión de Crimea por parte de Rusia. Lew se reunió con Siluanov antes de las conversaciones entre los ministros de finanzas y los presidentes de los bancos centrales del Grupo de las Siete potencias económicas más grandes del mundo y del Grupo de los 20, que incluye a varias potencias y a economías emergentes como China, Brasil e India.

La postura enérgica de Lew no encontró cabida en la declaración conjunta del Grupo de los Siete, y no había indicios de un posible fortalecimiento de las sanciones contra Rusia. En su lugar, el G-7 dijo en un comunicado que las principales potencias económicas habían discutido “la situación en Ucrania, las necesidades de financiamiento de este país y una respuesta internacional”.

Se espera que en el comunicado del G-20, cuya emisión estaba prevista para el viernes, al final de las conversaciones de este grupo se eviten las críticas a Rusia. Rusia es miembro del G-20 pero no del G-7. Las naciones del G-7 son Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Canadá e Italia.

El mes pasado, el presidente Barack Obama se entrevistó con otros gobernantes del G-7, y el grupo confirmó que había suspendido indefinidamente la cooperación con Rusia, que durante más de una década estuvo integrada con los países del G-7 en el Grupo de los Ocho.

El grupo de los Ocho tenía programada una cumbre en fecha posterior este año en Sochi, Rusia, pero las naciones del G-7 anunciaron que la boicotearían por la situación en Ucrania. El primer ministro de Francia, Michel Sapin, dijo el jueves a la prensa antes del inicio de las conversaciones, que su país prefería concentrarse en el apoyo económico para Ucrania.

El Fondo Monetario Internacional, que encabeza la ayuda financiera a Ucrania, ha dicho que extenderá garantías de créditos por 18,000 millones de dólares a Kiev para la reactivación de la economía del país.- (MARTIN CRUTSINGER y HARRY DUNPHY)




Volver arriba