EE.UU.: Ciberpiratas entran en archivos de seguridad

EE.UU.: Ciberpiratas entran en archivos de seguridad

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- Los archivos confidenciales de unos 25.000 empleados del Departamento de Seguridad Nacional se vieron comprometidos por la intrusión reciente de ciberpiratas en los sistemas de un contratista federal que maneja habilitaciones de seguridad, dijo el viernes una fuente del departamento.

El número de víctimas podría ser aún mayor, dijo la fuente, que habló bajo la condición de anonimato por tratarse de un incidente bajo investigación penal. El departamento informó a los empleados afectados por la intrusión en el contratista USIS y les advirtió que vigilaran sus cuentas financieras.

Semanas atrás, USIS reconoció que su equipo interno de seguridad cibernética había detectado lo que parecía ser una intrusión con “todas las señales de un ataque patrocinado por un Estado”. Ni USIS ni fuentes del gobierno han querido hacer conjeturas sobre la identidad del gobierno extranjero. Una vocera de USIS se negó a hacer declaraciones.

USIS, antes llamada U.S. Investigations Services, recibió fuertes críticas en el Congreso por su desempeño al indagar los antecedentes del analista de sistemas de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden y de Aaron Alexis, empleado de un contratista militar que mató a tiros a 12 personas en instalaciones navales en Washington en septiembre de 2013.

Los contratistas privados averiguan los antecedentes de más de dos tercios de los 4,9 millones de empleados públicos con habilitaciones de seguridad, y USIS maneja casi la mitad de los casos. Muchas investigaciones se realizan bajo contrato con la Oficina de Administración de Personal y los departamentos de Seguridad Nacional y Defensa.

El Departamento de Justicia inició una demanda civil contra USIS en enero al alegar que la firma cometió fraude al presentar al menos 665.000 investigaciones para habilitaciones de seguridad que no estaban debidamente concluidas y luego trató de encubrir sus acciones.

USIS respondió en un comunicado que las denuncias se referían a un pequeño grupo de empleados, que había designado un nuevo equipo de dirección, instituido mayor vigilancia y que colaboraba con la investigación. No está claro cuándo se produjo la intrusión, pero Seguridad Nacional notificó a sus empleados el 6 de agosto.




Volver arriba