Edgar Tamayo, ejecutado

Un grupo de personas protesta en contra de las ejecuciones en Texas

Un grupo de personas protesta en contra de las ejecuciones en Texas

HUNTSVILLE, Estados Unidos (EFE, AP y Notimex).- El preso mexicano Edgar Tamayo, de 46 años, fue ejecutado hoy mediante inyección letal en la cárcel de Huntsville (Texas, EE.UU.), confirmaron las autoridades de la prisión.

Con la acción, Texas incurrió en un nuevo desacato a la justicia internacional y desatendió recomendaciones de organismos de derechos humanos, y de los gobiernos de México y Estados Undios.

La ejecución, programada en principio para las 18 hora local, se retrasó por más de tres horas, al prolongarse la revisión por parte de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos de las últimas apelaciones que interpusieron sus abogados.

El mexicano de 46 años de edad, originario de Miacatlán, Morelos, fue declarado muerto a las 21:30 horas locales, minutos después que se le inyectara la dosis letal de fármacos en la unidad carcelaria Walls, en Huntsville, al noroeste de Houston.

El mexicano fue ejecutado por el asesinato de un oficial de policía de Houston hace 20 años, a pesar de las súplicas y la presión diplomática del gobierno mexicano y del Departamento de Estado para detener la pena capital.   

Los tribunales rechazaron apelaciones de último momento, y los funcionarios de Texas desdeñaron los argumentos de que la detención y pena de muerte de Tamayo estaban viciados porque no le informaron, según indica un acuerdo internacional, que podía recibir asistencia jurídica de su país tras el arresto.

Los abogados también alegaron sin éxito que no era mentalmente capaz y por lo tanto no era elegible para la pena de muerte, y que los procedimientos de clemencia del estado fueron injustos.

 

 

Etiquetas: