Dulce retorno a casa

Submarino de guerra concluye misión de seis meses en el exterior

GROTON, Connecticut.- De pie cerca del muelle donde atracaría el submarino “USS Missouri”, Genevieve Cavanaugh afirmó que le pondría un enorme lazo en la cabeza a su esposo y le pediría que se sentara junto a su árbol de Navidad.
Su regreso sin incidentes después de una misión de seis meses, dijo, es el único regalo que ella quiere.
“Estoy lista para Navidad”, afirmó.
La joven llevaba en una carriola a su hija de cinco días de nacida, Ea Christine, y a su hijo de 16 meses, Arrel Flyn. Se sentía a punto de llorar, afirmó, solo de pensar en que su esposo, Arrell, un maquinista en el submarino “Missouri”, conocería a su hija Ea y vería por primera vez a su hijo Arrel Flynn caminando.
El “Missouri (SSN 780), un submarino nuevo de clase Virginia, retornó ayer a la base naval de su viaje inaugural de seis meses trayendo a casa a más de 130 oficiales y marinos, a tiempo para las festividades.
El navío participó en importantes ejercicios militares con aliados en el teatro europeo.
Uno de los primeros marinos en abandonar el submarino, Arrell Cavanaugh, rápidamente encontró a su familia y tomó a su recién nacida en brazos. “Es preciosa”, manifestó. “Es tan pequeña, me da miedo lastimarla”.
El “Misuri” fue uno de ocho submarions de ataque de la Costa Este que partió este año en misión de seis meses. Luego de dirigirse al teatro europeo el 18 de junio, el submarino atracó en puertos de Noruega, Escocia e Inglaterra.
El viaje inaugural del “Missouri” fue también la primera misión para muchos de sus marinos, incluyendo a Adam Brackston, un técnico en electrónica. Su madre, Chris, intentaba sorprenderlo viajando desde Florida para asistir a la recepción de bienvenida. Sin embargo, su sorpresa no fue tantta, porque Adam divisó a su madre a través del periscopio del submarino. cuando ella tomaba fotos del navío con su iPad desde el muelle. El marino dijo que se sintió sobrecogido por la sorpresa.
“Me hubiera cortado el cabello de saber que ella venía”, afirmó.




Volver arriba