Detienen en EE.UU. a marine que mató a compañero

Detienen en EE.UU. a marine que mató a compañero

CAMP LEJEUNE, Carolina del Norte (AP).- Un infante de marina continuaba el miércoles detenido después de que matara con su fusil M4 a un compañero en la entrada principal de una base militar en Carolina del Norte, según autoridades castrenses.

El ataque a tiros ocurrió el martes a las 5:30 de la tarde cuando el soldado disparó contra su colega dentro de una caseta de vigilancia en la base de Campe Lejeune, dijo el portavoz del lugar Nat Fahy. Según Fahy, la policía y el personal de emergencia intentaron resucitar a la víctima, que recibió un sólo disparo, pero falleció posteriormente en un hospital en la base.

El ataque ocurrió menos de una semana después de un incidente con arma de fuego en el que murieron tres personas y 16 resultaron heridas en la instalación militar de Fort Hood, en Texas. Fahy hizo hincapié en que eran distintos ambos incidentes.

“Entendemos que la gente está en estado de elevada sensibilidad ante lo ocurrido en Fort Hood”, afirmó. “Es importante plantear que éste incidente no es similar al de Fort Hood.

Fue un incidente aislado y desactivado”, apuntó. Fahy dijo que el infante de marina que hizo el disparo con su fusil M4 está detenido y aguarda interrogatorio del Servicio Naval de Investigaciones Penales. El nombre del agresor, que Fahy dijo era un hombre, no se ha dado a conocer, y el portavoz señaló que el nombre de la víctima es mantenido en reserva hasta que se avise de lo ocurrido al pariente más próximo del fallecido.

Había otros guardias en la caseta de vigilancia pero nadie más resultó herido. La caseta tiene aproximadamente 4,57 metros por 4,57 metros (15 por 15 pies) y se ubica debajo de una lona, expresó Fahy. Dijo que desconocía si alguna otra persona además de los dos infantes de marina implicados en el incidente se encontraba dentro de la caseta cuando ocurrió el ataque.

La entrada principal se mantuvo abierta después del incidente. Las autoridades aislaron de inmediato el lugar a causa del ataque y se autorizó la entrada y salida de vehículos al determinarse que era segura la situación en la base, afirmó. “La instalación en ningún momento fue cerrada”, señaló Fahy.




Volver arriba