"Crisis humanitaria" infantil

“Crisis humanitaria” infantil

Se dispara la cifra de niños migrantes que llega a EE.UU.

Niños migrantes centroamericanos a su paso por Veracruz

MÉXICO.- La mayoría entró ilegal a Estados Unidos por la frontera de Texas, pero el pasado fin de semana casi 800 niños sin sus padres fueron procesados por las autoridades de la Agencia de Protección de Fronteras y Aduanas, de acuerdo con el portal de noticias Sinembargo.mx.

Los menores fueron enviados a Nogales, Arizona, de acuerdo con Andrew Wilder, vocero de la oficina de la gobernadora de ese Estado, Jan Brewer, precisó el diario “Los Ángeles Times”.

Lo más dramático de esta “crisis humanitaria”, según la definición de Barack Obama, es que “nosotros esperamos que continúe en aumento porque no hay una forma de solucionarla”, reconoció Wilder.

La gobernadora Jan Brewer ha manifestado su enojo. El problema parece salirse de control. Ella hizo saber a Obama en una carta que se “enteró de esta situación por la prensa y no por su administración”.

La congresista demócrata de California Lucille Roybal-Allard condenó las “deplorables situaciones” en que se encuentran actualmente los niños en estos centros provisionales de inmigración.

“Las fotos de sus caras muestran que estos niños han sido víctimas del tráfico humano y de otros crímenes serios”, dijo la legisladora.

El número de menores solos originarios de El Salvador, Guatemala y Honduras ha subido más de 1,000%, de acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza.

En 2009, agentes fronterizos detuvieron a 3,304 niños de esos tres países que viajaban solos. Este año, esa cifra supera los 48 mil y se prevé que siga creciendo.

En tanto, el número de menores mexicanos que cruzan solos la frontera ha disminuido, de acuerdo con la agencia noticiosa AP.

La Agencia de Protección de Fronteras y Aduanas tiene previsto la apertura de nuevas instalaciones en Tucson para la nueva llegada de niños inmigrantes sin la compañía de sus padres.

El plan es que estos niños migrantes permanezcan en Nogales al menos por unas 72 horas hasta que sean trasladados a albergues en instalaciones militares en California, Texas y Oklahoma.

El promedio de días que pueden permanecer en estos refugios es de 120.

La agencia AP precisó que la llegada abrumadora de estos niños solos a Estados Unidos complicó aún más el alto flujo migratorio del pasado mes de mayo por el Valle del Río Grande en Texas.

El Departamento de Seguridad Nacional se quedó sin muchas opciones, por lo que comenzó a llevar inmigrantes por aire a Arizona, donde fueron dejados en libertad y recibieron la instrucción de presentarse en los siguientes 15 días en una oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Los inmigrantes mexicanos que son detenidos al cruzar la frontera de manera ilegal por lo general son deportados de inmediato.

Pero es más difícil deportar a inmigrantes de Centroamérica, en especial si se está hablando de menores de edad.

María Garza, una prominente activista por los derechos de los inmigrantes en el sur de Florida y directora del Mexican American Council, explicó que el “problema es más viejo de lo que dicen las noticias actuales, la única diferencia es que ahora parece muy serio y ha llegado a la cima”.

“Desde los años 90 estoy viendo estos fenómenos. Criaturas, niños de 14, 16 años que venían desde América Central, cruzando varios países y que me decían que querían encontrar un trabajo. Niños flacos, desnutridos, que tú te preguntabas, ¿cómo van a trabajar?”, explicó María Garza a HuffPost Voces. “Es una pena que el Congreso no lo haya resuelto de ninguna manera. Hoy cualquier ciudadano, sin importar si es republicano, demócrata tiene que ver con tristeza la situación”. El presidente Barack Obama ha recibido múltiples críticas por este problema, incluso algunos piensan que es una forma de presionar por la “falta de consenso” con la reforma migratoria. Yo no creo que ningún presidente, ni Obama, ni Bush, ni Reagan, haya usado el púlpito de una manera tan fea, yo creo que son líderes con un gran corazón y que esto es una cuestión humanitaria. El corazón estadounidense es de una nación extraordinaria para provocar una crisis así”.Al abogado Wilfredo Allen, quien lleva años trabajando casos de inmigrantes centroamericanos y de menores que llegan a Estados Unidos sin sus padres, la crisis tampoco le sorprende. “La culpa es de Estados Unidos. No entiende lo que está pasando en América Central. ¿Por qué están escapando de Honduras y El Salvador? ¿Por qué el número de jóvenes asesinados en esos países? No se van los hijos de las élites, son los de gente pobre. Ir al colegio es una guerra, porque a una niña la pueden violar, a otros los asaltan y matan por nada, si los delincuentes saben que tus padres viven en Estados Unidos, aunque sus padres limpien pisos en Estados Unidos, ya eres un foco para la delincuencia”, reitera Allen a HuffPost Voces. “Muchos de estos niños asumo que no podrán regresar, o tal vez la mayoría no los regresarán. Si tú eres menor de 18 años, y te encuentras que fuiste abandonado y demuestras que estás abandonado, entras en las vías de la adopción y en un posible camino a la residencia”, precisó el abogado. Allen ha tenido varios casos en Miami, el último fue de un menor de edad procedente de Haití, quien logró quedarse en Estados Unidos después que se demostró ante las cortes de inmigración que no estaba al cuidado de un adulto.Katherine Vargas, directora de medios de prensa en español en la Casa Blanca, explicó en el show “Choque de Opiniones”, de CNN en Español, que hay que aclarar que estos niños no calificarían para una reforma migratoria ni tampoco para el Estatus de Protección Temporal para Centroamericanos, conocido como TPS. El Alcalde de Nogales, Arturo Garino, aseguró que los niños están en buenas condiciones.Están separados por género y edad, dijo. “El almacén es muy agradable comparado con mucho de lo que he oído. Estoy conforme con él”, manifestó Garino.El fiscal del condado de Maricopa, Bill Montgomery, dijo que las autoridades migratorias podrían haber violado las leyes de maltrato infantil del estado al dejar a las mujeres y a los niños en estaciones de autobuses de Phoenix y Tucson hace unas semanas.Anteayer, la Unicef expresó su preocupación por el “aumento sin precedentes” del número de niños no acompañados que tratan de entrar a Estados Unidos a través de la frontera sur y pidió a México y a los Gobiernos de América Central medidas para frenar ese fenómeno. El director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Bernt Aasen, llamó a los países de origen a hacer “todo lo que esté a su alcance” para dar a los niños “el apoyo, la atención, la protección, la educación y las oportunidades de preparación” que necesitan. El responsable de Unicef señaló que “hay pruebas claras y convincentes que demuestran que hay diversos factores de expulsión que explican por qué estos niños se ven obligados a huir”. “Con frecuencia escapan de la persecución por parte de bandas y otros grupos delictivos, de la brutalidad y la violencia que existe en sus propias comunidades e incluso en sus hogares, así como de una situación persistente de pobreza y desigualdad”, indicó. Además, consideró “preocupante” el aumento del número de niñas que tratan de entrar en Estados Unidos, pues ellas y los niños más pequeños “son los más vulnerables y requieren una protección especial”. Aasen recordó que los menores se embarcan “en viajes peligrosos y que ponen en riesgo sus vidas para buscar fuera de sus países la seguridad y la protección que necesitan”. “Unicef hace un llamamiento a los Gobiernos de los países de donde huyen estos niños -México, El Salvador, Guatemala y Honduras, todos ellos signatarios de la Convención sobre los Derechos del Niño- para que hagan todo lo que esté a su alcance”, señaló.

Titulo1 | titulo2

Entrada del apoyo. Introducción a lo que sigue. Entrada del apoyo. Introducción a lo que

titulo1

Texto del apoyo, texto del apoyo…

titulo1

Texto del apoyo, texto del apoyo…

titulo1

Texto del apoyo, texto del apoyo…




Volver arriba