Crece la tensión racial

Un niño participa en Ferguson, Misuri, en una de las protestas por la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un policía

Pese al envío de la Guardia Nacional a Misuri, Estados Unidos, las protestas y disturbios continuaron y, lejos de apaciguarse, la situación se agravó ayer con la muerte a tiros de otro joven negro a manos de la policía en la ciudad de San Luis.

Ante este incidente, las autoridades temen más revueltas, las cuales dejaron ayer un saldo de dos heridos de bala en Ferguson, núcleo del descontento, y 78 detenidos.

Como informamos, la semana pasada la muerte del joven negro Michael Brown, acribillado por un policía, desató actos vandálicos.

 




Volver arriba