Considera mayoría en EE.UU. que pobreza se debe a la mala economía

 

WASHINGTON (Notimex).- La mayoría de los estadunidenses cree que la pobreza es resultado primordial de una mala economía y considera que el gobierno debe tomar medidas para reducir la pobreza en los próximos años, según una encuesta divulgada hoy aquí.

Según el sondeo del Center for American Progress (CAP), el 64 por ciento de los estadunidenses considera que la gente que vive en la pobreza es porque tiene bajos salarios, carece de seguro médico y educación, además que el pago de otros insumos les impide ahorrar.

En contraste, sólo el 25 por ciento dijo que la mayoría de la gente que vive en la pobreza se trata de personas que toman malas decisiones o actúan con irresponsabilidad en sus vidas.

‘El mensaje es claro, la guerra contra la pobreza no ha fallado, más bien nuestra economía es la que ha fallado’, señaló Melissa Boteach, directora del Programa de Prosperidad y Pobreza del CAP.

Agregó que el aumento en la desigualdad, la inequidad en el crecimiento económico, el acceso insuficiente a la educación y el empleo, así como los bajos salarios, impiden a Estados Unidos tener una economía ‘vibrante’ en la que todos tengan la oportunidad de progresar.

Según el sondeo, el 86 por ciento de los encuestados cree que el gobierno tiene la responsabilidad de usar sus recursos para combatir la pobreza.

En tanto, siete de cada 10 estadunidenses apoyan que el presidente y el Congreso establezcan el objetivo nacional de recortar la pobreza en Estados Unidos a la mitad en los próximos 10 años.

Por grupos, el 79 por ciento de los hispanos, así como el 87 por ciento de los afroestadunidenses, se pronunció por la designación de un objetivo nacional a fin de reducir la pobreza en una década.

La mayoría de los encuestados indicaron que los gobiernos federal y estatales deberían invertir para ayudar a reducir la pobreza mediante la creación de empleo, el incremento de los salarios y un mayor acceso a la educación.

El CAP dio a conocer asimismo un reporte en el que llama a renovar tanto el compromiso nacional para luchar contra la pobreza, como la agenda de inversión para abordar las necesidades de la economía del siglo XXI.

Subrayó las iniciativas de ‘Guerra a la Pobreza’ implementadas durante el gobierno del presidente Lyndon B. Johnson, incluyendo el Programa Suplemental de Asistencia en Nutrición (SNAP), conocido como ‘food stamps’.

Asimismo, destacó el programa de becas Pell para estudios universitarios, así como el seguro médico para personas de bajos recursos y el programa de seguridad social que ofrece pensiones a jubilados.

 




Volver arriba