Congresista pide apartar intereses políticos ante crisis niños en frontera

NOGALES, ARIZONA  (EFE).- El congresista Raúl Grijalva aseguró hoy que tanto el partido demócrata como el partido republicano deben de dejar a un lado sus intereses para abordar la crisis desatada por la ola de menores que cruzan de manera ilegal la frontera entre México y Estados Unidos.

El legislador demócrata visitó hoy el albergue que la Patrulla Fronteriza habilitó en la ciudad fronteriza de Nogales, en Arizona, y en el que se encuentran cerca de 900 menores de edad, en su mayoría provenientes de países centroamericanos que han sido detenidos en las últimas semanas en la frontera sur del estado de Texas.

El demócrata apoyó el uso de recursos extras para abordar esta problemática, para lo cual cree que el Congreso debería aprobar la dotación de fondos adicionales a los ya otorgados al programa de refugiados, y así no afectar el presupuesto de esta organización.

Tras recorrer el lugar, señaló que ha podido percatarse que la Patrulla Fronteriza está haciendo “todo lo posible” para albergar a estos niños.

El pasado lunes, Grijalva canceló un recorrido que tenía previsto en este recinto, debido a que arribó junto a un grupo de líderes religiosos a quienes se les negó la entrada.

El congresista demócrata es uno de los varios políticos que en los últimos días han visitado este albergue.

El senador republicano John McCain efectuó un recorrido por este centro el día de ayer y a su salida calificó la situación como “una tragedia humanitaria”.

Indicó que el falso rumor que circula en países centroamericanos, según el cual en Estados Unidos se concede “amnistía” a los niños que cruzan la frontera es uno de los factores que está creando el problema.

McCain expresó su deseo de que la administración del presidente Barack Obama envié un fuerte mensaje a los padres centroamericanos de que “la frontera no está abierta”.

Por su parte, la Gobernadora de Arizona, Jan Brewer, se ha mostrado partidaria de enviar a la Guardia Nacional con dirección a la frontera, como una vía para hacer frente a esta crisis.

La Casa Blanca anunció ayer nuevas medidas para abordar la afluencia masiva de niños inmigrantes en la frontera sur, entre ellas la apertura de nuevos centros de detención para albergar a las familias y la inversión en más recursos para acelerar los procesos legales de repatriación. EFE



Volver arriba