Cancelan hasta 2014 las clases en la escuela donde ocurrió el tiroteo

 

DENVER (EFE).- La Escuela Secundaria Arapahoe, donde el viernes pasado un alumno disparó contra una compañera y luego se suicidó, permanecerá cerrada para facilitar las investigaciones, informaron hoy las autoridades del centro educativo de Colorado (EE.UU.).

Mientras los investigadores siguen trabajando sobre el terreno, continúan las muestras de apoyo y simpatía hacia Claire Davis, la joven de 17 años que recibió un disparo en la cabeza y que sigue en coma y estado crítico, según el último parte médico, emitido el domingo por la noche.

La familia de Davis pidió por medio de un comunicado que se siga rezando por la joven, indicando que “no está bien” y se encuentra “peleando por su vida”.

El atacante, Karl Pierson, de 18 años, fue hallado muerto en un rincón de la biblioteca de un disparo que él mismo se realizó, aparentemente al comprender que, por la rápida intervención de los agentes de policía, quienes entraron en acción en menos de dos minutos, ya no tendría forma de escapar, informó la oficina del alguacil del condado de Arapahoe.

La misma fuente indicó que se ha realizado “un minucioso examen forense de la escena” del crimen para asegurar que se logre “una completa y detallada investigación del trágico tiroteo”.

Por ello, y aunque desde primera hora de hoy la escuela ya no está bajo control policial, el establecimiento permanecerá cerrado hasta que las clases se reinicien a principios de 2014, después de las vacaciones de invierno, debido a que “las investigaciones continúan”, según la oficina del alguacil y el distrito escolar.

En una carta enviada a los padres de los casi 2.200 alumnos que asisten a la escuela, la directora, Natalie Premenko, explicó que las familias de los estudiantes podrán regresar a la escuela esta semana durante dos horas para recuperar las pertenencias personales que debieron abandonar el viernes pasado al ser evacuados del edificio.

Según las autoridades, Pierson ingresó a la escuela poco después de las 12.30 hora local del viernes pasado armado con una pistola que había comprado legalmente, un machete, municiones y tres cócteles molotov, aparentemente disgustado porque había sido castigado por mala conducta en septiembre pasado durante su participación en el equipo de debate.

Pierson realizó varios disparos al azar en los pasillos del establecimiento y, al encontrarse con Davis, le disparó en la cabeza.

En declaraciones este domingo a medios locales, el alguacil Grayson Robinson, del condado de Arapahoe, rehusó dar detalles sobre el incidente entre Pierson y el encargado del equipo de debate de la escuela, Tracy Murphy, hasta que las autoridades conozcan por qué el joven buscaba vengarse ni el alcance de la relación entre ambos.

Este domingo, el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, visitó a Claire Davis en el hospital y expresó que sus “pensamientos y oraciones” están con la joven.

Casi simultáneamente, alrededor de mil estudiantes de la Escuela Arapahoe, acompañados por miembros de la comunidad, se reunieron en el campo de deportes junto al centro educativo para orar por Davis y ayudarse emocionalmente los unos a los otros.

Como sucede frecuentemente en similares ocasiones, el lugar quedó repleto de globos, tarjetas, carteles, velas y juguetes en los que se expresa el deseo de una pronta recuperación de la joven.

El encuentro también sirvió para que los consejeros del Distrito Escolar de Littleton comenzasen a hablar con los estudiantes, algunos de los cuales, por conocer al atacante, expresaron sentimientos de culpabilidad por no haber hecho o dicho algo para impedir la tragedia.




Volver arriba