Cancelaciones de vuelos en EE.UU. alcanzan récord

NUEVA YORK, Estados Unidos (AP).- Las implacables tormentas de nieve y hielo de este invierno han ocasionado la mayor cancelación de vuelos en más de 25 años, según un análisis de The Associated Press.

Las aerolíneas estadounidenses han cancelado más de 75.000 vuelos nacionales desde el 1 de diciembre, incluidos más de 14.000 esta semana.

Eso es 5,5% de los 1,37 millones de vuelos agendados durante ese período, según cálculos basados en información proporcionada por el sitio de rastreo de vuelos FlightAware.

Es la cifra total y porcentaje de cancelaciones más alto desde al menos el invierno de 1987-1988, cuando el Departamento de Transporte comenzó a recopilar datos sobre cancelaciones. El sistema de tráfico aéreo de la nación aún se estaba recuperando el viernes de la ola más reciente de mal clima.

Los vuelos comenzaban a despegar de nuevo, pero miles de pasajeros seguían sin poder hacerlo. “Este año tuvo un inicio brutal para aerolíneas y viajeros”, dijo Daniel Baker, director general de FlightAware. “No sólo cada tormenta ocasiona decenas de miles de cancelaciones, sino que ha habido muchas de ellas”.

Y a febrero aún le quedan dos semanas. La Madre Naturaleza no tiene toda la culpa. Una mezcla de medidas para disminuir costos y de nuevas regulaciones gubernamentales ha hecho que las líneas aéreas sean más propensas a cancelar vuelos y dejar a los viajeros batallando para llegar a sus destinos.

Hubo días esta semana en los que más de 70% de los vuelos fueron cancelados en Baltimore, Filadelfia, Washington D.C. y Charlotte, Carolina del Norte. Incluso ciudades con clima típicamente cálido _o al menos más cálido_ no fueron inmunes.

El puerto aéreo más activo del mundo, el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, estuvo paralizado el miércoles por hielo y nieve. Bradley Voight, de 25 años, fue uno de esos pasajeros atrapados en Atlanta después de que su vuelo de Spirit Airlines a Ft. Lauderdale, Florida, fue cancelado.

Después de dormir una noche en el aeropuerto, finalmente llegó a casa el jueves por la tarde. “Fue divertido debido a la gente que conocí, pero fue terrible debido al porqué los conocí”, comentó el viernes.

Para empeorarles las cosas a los viajeros este invierno, las aerolíneas han estado recortando vuelos no rentables y metiendo más pasajeros en aviones.

Eso ha sido grandioso para sus resultados financieros, pero ha creado una pesadilla para los pasajeros cuyos vuelos son cancelados debido a una tormenta. Otros aviones están demasiado llenos para acomodar fácilmente a los pasajeros varados y muchos deben esperar días para asegurar un asiento en otra aeronave.




Volver arriba