Campaña reprende a republicanos por inmigración

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- Un grupo que aboga por los inmigrantes en Estados Unidos y que está vinculado con el director y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, lanzó el lunes una campaña mediática que implora a los republicanos en la Cámara de Representantes para que actúen este año y reformen las leyes de inmigración.     

“¿Por qué los republicanos están congelando, postergando e incluso diciendo en privado que prefieren no hacer nada este año?, pregunta el mensaje comercial de 60 segundos. Y a continuación agrega: “El no hacer nada no resolverá las cosas. Llamen a los republicanos de la Cámara de Representantes hoy. Díganles que hemos esperado lo suficiente, que aprueben la reforma a la inmigración”.     

El comercial es difundido en momentos en que los republicanos de la cámara baja se muestran renuentes a intentar resolver el controversial asunto en los meses previos a las elecciones para el Congreso a la mitad del período presidencial, temerosos de que una disputa muy publicitada socave sus perspectivas de incrementar su mayoría en la Cámara de Representantes y tomar control del Senado.     

Los líderes republicanos de la cámara baja revelaron en enero una serie de principios del partido en torno a la inmigración, pero el optimismo se disipó entre los partidarios de la medida cuando su presidente en la cámara, John Boehner, alegó que la desconfianza del Partido Republicano hacia el presidente Barack Obama era la causa de que la Cámara de Representantes no hubiera avanzado con el proyecto de ley.     

El nuevo aviso pagado comenzó a transmitirse desde el lunes en los 50 estados durante dos semanas a un costo de medio millón de dólares. La organización Council for American Job Growth (Consejo para el Crecimiento del Empleo en Estados Unidos), una filial del grupo FWD.us., patrocina el mensaje.     

Zuckerberg creo el grupo activista FWD.us con el respaldo de titanes del Valle del Silicio como Bill Gates y Sean Parker. Y la organización ha sido una de las más activas sobre el asunto de la inmigración.  “El futuro de este país, nuestro país, está vinculado a la reforma de inmigración”, destaca el aviso, que advierte sobre el estancamiento del crecimiento del empleo y las pérdidas de ingresos tributarios si el Congreso no actúa.     

Una inusual coalición de grupos empresariales, laborales y organizaciones religiosas, entre ellos la Cámara de Comercio y el Concilio Episcopal estadounidense, han presionado para que se apruebe el proyecto de ley, pero prácticamente no ha habido señales de progreso en la cámara baja.      

El Senado aprobó en junio pasado un proyecto de ley integral que daría un camino a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización legal en Estados Unidos, reforzaría la seguridad fronteriza y añadiría nuevos programas de visados y de solicitud de trabajo.     

El anteproyecto se estancó en la cámara baja, donde los republicanos han rechazado una versión amplia a cambio de un proyecto de ley parcial y gradual. Sin embargo la cámara no ha votado sobre ninguna de las propuestas individuales aprobadas por la comisión jurídica el año pasado. 




Volver arriba