Cambio en la SIP: sale el director

Luego de 32 años deja el organismo Julio E. Muñoz

MIAMI.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) anunció ayer que su director ejecutivo, Julio E. Muñoz, dejará su puesto a fines de diciembre después de 20 años de ejercer el cargo.

Muñoz, periodista chileno, se retira después de 32 años de servicios en la SIP y a su causa por la defensa de la libertad de prensa en las Américas.

De acuerdo con un boletín, ingresó al organismo en 1982 donde fue director del Instituto de Prensa hasta asumir la dirección ejecutiva en marzo de 1994. Es el director ejecutivo con más larga trayectoria en la historia de la SIP.

“Sin dudas que extrañaremos a Julio, uno de los mejores funcionarios de nuestra institución que ha trabajado ardua y exitosamente con muchos de nuestros directores y presidentes para mantener viva la esperanza perenne por la libertad de prensa y la democracia”, dijo Elizabeth Ballantine, presidenta de la organización y directora del “The Durango Herald”, Colorado.

Muñoz asumirá compromisos académicos que había postergado “para tiempos más personales”.

Dijo que se retira de la SIP “después del mejor ciclo de mi vida profesional” y de una organización “en la que pude contribuir para mejorar el clima de libertad de prensa en el continente”.Muñoz, casado y con tres hijos, es oriundo de la localidad de Coelemu, cercana a Concepción, donde fue jefe de Redacción del diario El Sur de esa ciudad. Cumplió funciones periodísticas en la prensa nacional y estuvo por muchos años vinculado a la revista Qué Pasa y El Mercurio. Estudió periodismo en la Universidad de Concepción y enseñó en la Universidad Católica de Chile, con sede en esa ciudad y en la Universidad de Miami. Tiene un doctorado en Comunicación de Masas de la Universidad de Minnesota, una maestría de la Universidad del Pacífico de Stockton, California y un postgrado del Centro Internacional de Estudios de Comunicación para América Latina (CIESPAL) que lo llevó a residir en Quito, Ecuador. Dio sus primeros pasos en EE.UU. mediante una beca de la SIP y otra del Rotary Foundation, de Evanston, Illinois.Durante las dos décadas en que ejerció como director ejecutivo, y bajo el liderazgo de más de 20 presidentes, la organización consolidó el soporte de fundaciones y de sus socios. Ese apoyo permitió a la SIP tener sede propia, el edificio Jules Dubois, en el centro de Miami e impulsar los proyectos de Chapultepec y Contra la Impunidad, de profunda relevancia para los periodistas y medios del continente.Jorge Canahuati, presidente del grupo OPSA de Honduras y presidente del Comité Ejecutivo de la SIP, subrayó que “Julio deja un importante legado y una silla que será muy difícil de llenar, dado la cualidad y la excelencia de su conducción, manifiesta en la organización de dos asambleas anuales, una característica única de nuestra organización, y todos los proyectos de defensa y promoción de la libertad de prensa que son esencia de nuestra misión”.Canahuati anunció la creación de un Comité de Transición que tendrá la misión prioritaria de seleccionar y contratar al próximo director ejecutivo de la organización.La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Estados Unidos.




Volver arriba