Ayudan a inmigrantes a formar microempresas

PORTLAND, Oregon (AP).- Luego de emigrar del estado mexicano de Oaxaca al estado de Oregon hace más de dos décadas, Paula Asunción trabajó en granjas y en restaurantes de comida rápida, ganando el salario mínimo. La viuda luchaba por alimentar a sus seis hijos, compartiendo apartamentos pequeños con otras familias.

Sus perspectivas cambiaron hace dos años, después de que se unió a un programa que ayuda a los inmigrantes a abrir pequeños negocios culinarios. Después de recibir entrenamiento con Hacienda CDC, una incubadora de microempresas sin fines de lucro con sede en Portland, Asunción dirige ahora un servicio de catering, da empleo a otros inmigrantes y está comprando una casa para su familia.

La experiencia de Asunción es cada vez más frecuente. Los expertos dicen que la crisis económica trajo un interés renovado en el autoempleo de parte de personas que tienen dificultades para encontrar trabajos bien remunerados. Ello ha provocado un crecimiento importante en los programas de desarrollo de microempresas, que enseñan a elaborar un plan de negocios, hacer estudios de mercado, análisis contable y otras destrezas empresariales. A muchos inmigrantes y refugiados les interesa abrir un negocio.

Muchos tienen ingresos bajos y menos acceso a oportunidades de empleo que la población general, pues tienen conocimiento limitado del inglés, carecen medios de transporte confiables o de un diploma estadounidense, y todavía están aprendiendo cómo funciona la sociedad norteamericana. Muchos de ellos han visto al autoempleo como una oportunidad de realizar el “sueño americano”.

“La mayor preocupación entre los inmigrantes es tener un trabajo estable. Vienen con nosotros y nos dicen: `Quiero poner un puesto de tacos. ¿Cómo lo puedo hacer?”’, dijo Janet Hamada, directora ejecutiva de Next Door Inc., una agencia de servicio social en Hood River, 96 kilómetros (60 millas) al este de Portland.

La organización planea expandir sus servicios de asesoramiento de negocios para volverse un programa completo de desarrollo de microempresas dirigido a los hispanohablantes.Las microempresas -definidas como negocios de hasta cinco empleados- han sido desde hace mucho tiempo el telón de fondo de la economía y constituyen la mayoría de las empresas estadounidenses.

Representan alrededor de 26 millones de empleos en la economía, una cifra mayor que el total de personas empleadas en los gobiernos locales, estatales y federales, según la Association for Enterprise Opportunity, que ofrece asesoramiento y apoyo a los microempresarios.- GOSIA WOZNIACKA




Volver arriba