Ataque en escuela de Colorado fue por revancha

Fotos. Por DAN ELLIOTT y THOMAS PEIPERT

Miembros del equipo SWAT realizan las investigaciones en la secundaria la secundaria Arapahoe en Denver, Colorado.- (EFE)

CENTENNIAL, Colorado(AP).- Los investigadores intentaban el sábado determinar por qué un adolescente ingresó el día anterior armado con una escopeta en la secundaria de la que era alumno en un suburbio de Denver y buscaba específicamente a un maestro.

Estudiantes de la secundaria Arapahoe, que habían reaccionado de inmediato, avisaron al maestro, quien salió rápidamente del lugar en el que se encontraba. Las autoridades identificaron al joven armado como Karl Pierson, de 18 años, quien hirió críticamente a una alumna de 15 años.

Sin embargo, todo parece indicar que gracias a la respuesta estratégica de la policía se evitó un mayor derramamiento de sangre en la víspera del aniversario de la matanza en Newtown. Casi media hora después de que hiriera a la adolescente, Pierson fue encontrado muerto dentro de la escuela, al parecer de un disparo que el mismo se infligió con la escopeta.

“Creo que el agresor se suicidó porque sabía que lo habían encontrado”, dijo el jefe de policía del condado de Arapahoe, Grayson Robinson. Otros dos estudiantes fueron dados de alta después de que se les atendiera de lesiones menores. Robinson dijo que Pierson, estudiante de último año que participaba en actividades de debates, había tenido un altercado con el maestro, pero no facilitó detalles sobre esos hechos ni sobre los motivos del agresor.

Las autoridades desalojaron a cientos de estudiantes en una procesión ordenada, una muestra de las medidas de seguridad enérgicas que desarrollaron la policía y las escuelas tras la matanza a tiros ocurrida en 1999 en Columbine, a casi 13 kilómetros (ocho millas) al oeste de la secundaria Arapahoe.

Todos los alumnos de Arapahoe ingresaron en esta escuela después de los acontecimientos trágicos ocurridos en Columbine y han crecido en una era de mayor concienciación sobre la seguridad. Después de la tragedia en Columbine, la policía en todo el país desarrolló un adiestramiento especial para enfrentar a “un agresor armado activo”: los agentes deben avanzar rápidamente hacia el foco de los disparos para detener al sujeto armado, y si es necesario pasarán por encima de cadáveres y víctimas que se desangran.

“Los primeros agentes y policías en las inmediaciones ingresaron de inmediato en la escuela para ubicar y enfrentar al sujeto armado, y mantener seguros a los demás estudiantes”, dijo Robinson. “Los agentes se dirigieron hacia el chico literalmente en cuestión de minutos”, dijo el gobernador John Hickenlooper. “Esto fue un mundo de diferencia en comparación como solían ser las reacciones antes”, agregó.




Volver arriba