Arthur se convierte en tormenta tropical

Imagen del aérea de remolques que fueron dañados por el huracán Arthur en Outer Banks de Carolina del Norte.- (EFE)

KILL DEVIL HILLS, Carolina del Norte (AP).- Los negocios de dos islas costeras de Carolina del Norte esperaban salvar lo que quedaba del fin de semana feriado, después de que Arthur pasara sobre el estado sin causar graves daños, antes de poner rumbo al norte y perder fuerza en su camino a Canadá el sábado por la mañana. Arthur fue degradada a tormenta tropical el sábado temprano, cuando sus vientos máximos sostenidos bajaron a 70 millas por hora (unos 110 kilómetros por hora).

La tormenta se movía a unas 22 millas por hora y se encontraba unas 65 millas al suroeste de Yarmouth, Nueva Escocia. En Canadá se activaron alertas por tormenta tropical desde la frontera con Estados Unidos a Grand-Anse, para Nueva Escocia, la isla Cape Breton, la isla Príncipe Eduardo y Nueva Brunswick.

Mientras, en Carolina del Norte, había algunas viviendas y negocios inundados, árboles derribados y en un principio miles de persona sin electricidad, después de que Arthur pasara el viernes sobre los Outer Banks, una cadena de islas pequeñas, sin dejar muertos o heridos graves. Los fuegos artificiales del Día de la Independencia se aplazaron.

Unos 20 pies de la frágil carretera que conecta la isla de Hatteras con el resto del mundo se estropearon y requirieron reparaciones. Los efectos del huracán se limitaban sobre todo a las islas de Hatteras y Ocracoke, y algunos turistas ya habían regresado a las playas del norte y el sur el viernes. El gobernador del estado, Pat McCrocry, expresó su alivió y animó a las personas de vacaciones a volver a las playas, un mensaje repetido por los locales.

“Esto no es ningún daño en absoluto. Probablemente todo el mundo pueda volver”, comentó Lindell Fergeson, de Manteo, tras dar una vuelta en coche para ver los efectos de la tormenta.

“Sólo retrasó un poco el 4 (de Julio), pero todo estará abierto de nuevo”. La tormenta, que tocó la costa sur del estado el jueves por la noche como huracán de categoría 2, avanzó rápidamente el viernes hacia el norte, nublando los cielos sobre las costas de Delaware y Nueva Jersey.

Las lluvias provocadas por Arthur afectaron a algunas celebraciones del Día de la Independencia en la zona de Nueva York, pero despejaron a tiempo para el mayor espectáculo de fuegos artificiales del país, que se ofrece en río Este entre Manhattan y Brooklyn.

Las alertas de tormenta tropical seguían activas en Cape Cod, Massachusetts, y el sureste de Canadá. Los meteorólogos esperaban que la tormenta perdiera fuerza antes de que su centro pasara sobre Nueva Escocia y Canadá el sábado por la mañana.

 




Volver arriba