Arranca nueva etapa de “Obamacare” pese a tropiezos iniciales

Por José López Zamorano

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama , abandona un establecimiento en Kailua, Hawai.- (EFE)

WASHINGTON  (Notimex).- La Ley de Salud Asequible puso hoy en marcha el nuevo “Mercado” de planes de salud, en medio de un inédito interés de último momento del público estadunidense luego que una racha de tropiezos técnicos iniciales impidió la inscripción de cientos de miles de personas.

Al menos 1.1 millones de personas se inscribieron a nivel federal en los nuevos planes de seguro desde octubre, 975 mil de ellos sólo en el mes de diciembre, además de unos 900 mil más que lo hicieron en los sitios estatales de estados como Nueva York, California y Maryland.

‘Vemos que hay un interés muy alto, incluidos entre los 10.2 millones de hispanos que se beneficiarán de tener acceso a un seguro médico’, señaló la portavoz hispana de la Casa Blanca, Katherine Vargas.

Aunque la magistrada de la Suprema Corte, Sonia Sotomayor, decidió ayer exentar a algunos grupos religiosos del requisito de ofrecer planes de salud con cobertura de píldoras anticonceptivas, entraron en vigor sus otros beneficios básicos como maternidad, medicamentos, hospitalizaciones y salud mental.

Bajo el nuevo sistema, los usuarios deben primero abrir una cuenta personal, proveer los datos de su familia e ingresos económicos, elegir entre los planes disponibles y formalizar el acceso a una póliza de entre medio centenar de opciones acorde con el presupuesto y tipo de cobertura.

Son elegibles los ciudadanos estadunidenses, los residentes legales permanentes o inmigrantes legales. Están excluidos los 11 millones de inmigrantes indocumentados.

El Mercado de Seguros Médicos ofrece por lo menos 43 opciones diferentes a un costo que será en promedio 16 por ciento menor a las estimaciones originales.

De acuerdo con estadísticas de la Casa Blanca, seis de cada 10 personas pagarán menos de 100 dólares por cada póliza y aquellas de ingresos bajos serán elegibles para recibir subsidios oficiales en caso que sean capaces de comprobar que no tienen la posibilidad económica de sufragar los costos.

“Estamos alentados por el hecho de que las tasas del Mercado de Opciones son aún más bajas de las proyecciones originales”, señaló en su momento durante la presentación del Mercado la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius.

La entrada de los nuevos Mercados tuvo que superar el embate político de los republicanos que buscaron sin éxito eliminarlo primero o posponerlo un año.

Asimismo la Casa Blanca tuvo que corregir la promesa inicial del presidente Barack Obama de que los estadunidenses podían mantener sus planes originales. Las aseguradoras aceptaron mantenerlos temporalmente, pero después tendrán que ser ajustados a los nuevos requisitos básicos de cobertura.

Millones de estadunidenses que reciben cobertura médica a través de sus empresas o empleadores podrán retener sus planes actuales siempre que cumplan con la ley.

Los planes fueron bautizados como de ‘bronce’, ‘plata’, ‘oro’ y ‘platino’, de acuerdo con la amplitud y alcance de los beneficios de cobertura médica. En el plan más básico, el usuario paga una prima mensual baja pero con altos costos deducibles cada vez que visite a un médico o compra medicinas.

Por ejemplo, un ciudadano estadunidense de 27 años residente de Texas con ingresos de 25 mil dólares anuales sería elegible para recibir créditos fiscales y pagaría 74 dólares al mes en el plan ‘bronce’ y 129 dólares al mes en el plan ‘plata’.

Una familia estadunidense de cuatro miembros residente en Texas con ingresos de 50 mil dólares al año pagaría sólo 26 dólares al mes, en caso de ser elegible a un subsidio oficial.

Aquellos individuos o familias que tengan ingresos por debajo de cierto nivel, serán elegibles a recibir el subsidio oficial.

Sin embargo, el costo real para los consumidores podría ser mayor, toda vez los planes más baratos suponen el desembolso inicial de deducibles altos, dependiendo del plan y de sus beneficios.

El máximo desembolso permitido por la Ley de Salud Asequible es de más de seis mil 350 dólares anuales por persona, por lo que una familia de cuatro miembros podría estar expuesta a sacar de su bolsillo hasta 12 mil 700 dólares al año antes de que la cubra el seguro.

Expertos hicieron notar además que, en el caso de los planes más baratos, las aseguradoras compensan con la reducción del número de doctores y hospitales participantes, por lo que no se descartan largas filas o periodos de espera para tratamientos no urgentes.

El costo de las pólizas podría ser igualmente más alto para las personas jóvenes sanas. Actualmente pagan las tasas más bajas del mercado, pero bajo la nueva legislación el costo podría compensarse para cubrir a personas con enfermedades pre-existentes.

Los inmigrantes indocumentados quedaron excluidos de la Ley de Salud Asequible y por lo tanto no pueden recibir apoyo oficial, aunque pueden adquirir por separado seguros médicos privados.

Más de 20 estados del país decidieron no participar en el Mercado de Opciones, por lo que sus residentes tendrán la opción de comprar los planes con el gobierno federal.

Las nuevas medidas incluyen asimismo cambios en el programa de Medicaid, que históricamente ha estado enfocado a atender los problemas médicos de la población con más bajos recursos, pero que a partir de este miércoles será expandido para ampliar su cobertura.

Un total de 25 estados del país ofrecerán ahora cobertura del Medicaid a las personas cuyo ingreso sea menor de 138 por ciento de la línea de la pobreza, es decir aquellos individuos con ingresos anuales menores a 15 mil 800 dólares, o familias de cuatro miembros con ingresos menores al 32 mil dólares.




Volver arriba