Alrededor de 500 británicos combaten con grupos islámicos radicales

Alrededor de 500 británicos combaten con grupos islámicos radicales

 

NUEVA YORK (Notimex).- El embajador del Reino Unido en Estados Unidos, Peter Westmacott, aseguró hoy que alrededor de 500 ciudadnos británicos se encuentran en Medio Oriente integrados a grupos islámicos radicales.

‘Unos 500 ciudadanos británicos han ido a Siria y a Irak a tomar parte en la Yihad (guerra santa). Hay más que van también de otros países europeos, lo que es una traición a nuestros valores’, dijo el diplomático entrevistado por el canal CNN.

Aclaró que pese a que todos los países en Occidente cuentan con personas que han sido radicalizadas en las causas extremistas, estas sólo representan una pequeña minoría de las comunidades musulmanas asentadas en naciones occidentales.

Westmacott aseguró que están ‘cerca’ de lograr la identificación del miembro del grupo terrorista del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) que ejecutó al periodista estadunidense James Foley y que al parecer es de origen británico.

‘Estamos poniendo mucho empeño en la búsqueda’ de la identidad del sospechoso, dijo el diplomático, quien destacó que el gobierno de su país emplea tecnologías de reconocimiento de voz para lograr identificar al extremista asesino.

En un video divulgado en días pasados, Foley lee un mensaje aparentemente escrito por sus captores, en tanto que el verdugo expresa una seria de amenazas con un acento consistente con el sur de Inglaterra o incluso de la ciudad de Londres.

Westmacott apuntó que el verdugo era, por desgracia, sólo uno de los cientos de militantes de grupos extremistas que habían nacido en países de Occidente y que estaban dispuestos a matar y morir por la causa de la Yihad.

El periódico inglés The Sunday Times publicó este domingo que los servicios secretos de Reino Unido, el M15 y M16, ya identificaron al yihadista británico que decapitó a Foley.

Aunque el M15 y M16 no proporcionan el nombre del ejecutor, el diario británico dijo que se trata de Abdel-Majed Abdel Bary, un exrapero de 23 años, que abandonó su domicilio familiar en el barrio de Maida Vale, en el oeste de Londres, el año pasado.




Volver arriba