Alcalde de Toronto descalifica acusaciones en su contra

 

TORONTO (EFE).- El polémico alcalde de Toronto, Rob Ford, declaró hoy a una radio estadounidense que las últimas acusaciones que lo vinculan con el consumo de heroína e intentos de comprar un comprometedor video son “mentiras descaradas”.

Ford, que se negó a contestar las preguntas de los medios de comunicación que esperaban hoy en su oficina en el ayuntamiento de Toronto, aprovechó su intervención en una radio deportiva estadounidense para hablar sobre fútbol americano que las acusaciones son mentiras.

Ford añadió- “Puede hablar con mi abogado. Estoy aquí para hablar de fútbol”.

No es la primera vez que Ford, cuya familia es una acaudalada familia con conexiones al gobernante Partido Conservador, ha negado alegaciones que luego se han demostrado ciertas.

El padre del alcalde de Toronto, Doug Ford, fallecido hace varios años, fue diputado provincial del Partido Conservador. El influyente ministro de Finanzas de Canadá, Jim Flaherty, es amigo personal de la familia.

En el pasado, Rob Ford ha negado el consumo de alcohol y marihuana, a pesar de que en 1999 fue detenido en Florida conduciendo ebrio y con drogas en su posesión.

Ford también negó un incidente en el que agredió a una pareja de turistas en un partido de hockey aunque posteriormente admitió que había mentido después de que un periódico de Toronto entrevistara a las víctimas y varios testigos.

Más recientemente, Ford negó el consumo de “crack” y alcohol durante meses hasta que la Policía reveló la existencia de un video, en poder de narcotraficantes y visto por varios periodistas, en el que el alcalde aparece fumando el derivado de cocaína y profiriendo epítetos racistas y homófobos.

Ford justificó sus acciones por estar “absolutamente borracho” y dijo que sólo había consumido droga esa ocasión.

Pero los últimos documentos policiales indican que Ford ha vuelto a mentir.

En conversaciones interceptadas por la Policía, narcotraficantes de la ciudad hablan del suministro de drogas, incluida heroína, a Ford así como los intentos del alcalde de comprar el comprometedor video a cambio de “5.000 dólares y un vehículo”.

Sin embargo, los delincuentes querían 150.000 dólares y finalmente lo ofrecieron a dos medios de comunicación, uno de Toronto y otro de Estados Unidos, por 200.000 dólares.

Los documentos policiales también recogen las declaraciones de uno de los hombres de confianza de Ford, Dave Price, que ha sido vinculado con actividades de tráfico de drogas realizadas por el hermano del alcalde, el concejal Doug Ford, cuando este era un adolescente.

Según Price, el asesinato este año de un delincuente que abraza a Rob Ford en una foto publicada en mayo está vinculado con los esfuerzos de organizaciones criminales de Toronto para hacerse con el polémico video del alcalde fumando “crack”.

La Policía finalmente recuperó el video en un computador decomisado a una organización criminal durante una serie de redadas realizadas hace semanas en el mundo del hampa de Toronto.

A pesar de la relación entre Ford y conocidos delincuentes, la Policía de Toronto no ha presentado cargos contra el alcalde, lo que ha causado estupor entre numerosos concejales de la ciudad que hoy solicitaron explicaciones.

Un portavoz policial dijo este jueves que es la tarea de la Fiscalía analizar las pruebas y presentar cargos contra los individuos.




Volver arriba