Agencia Nacional Seguridad de EEUU procura construir una computadora cuántica

 

WASHINGTON (EFE).- La Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos procura construir una computadora cuántica capaz de descifrar la mayoría de los tipos de códigos, informó hoy el diario The Washington Post.

“En cajas metálicas del tamaño de una habitación, protegidas contra filtraciones electromagnéticas, la NSA se apura a construir una computadora capaz de descifrar casi cualquier tipo de código usado para la protección de registros bancarios, médicos, empresariales y gubernamentales en todo el mundo”, señaló el artículo.

La información, según el Post, se sustenta en documentos proporcionados por el excontratista de la NSA, Edward Snowden, quien permanece asilado en Rusia y es pedido por la Justicia de Estados Unidos por la divulgación de documentos secretos.

La computadora cuántica que prepara la NSA es “exponencialmente más rápida que las computadoras clásicas, y forma parte de un programa de investigación, por 79,7 millones de dólares, titulado “Penetración de blancos duros”.

Gran parte del trabajo se lleva a cabo bajo contratos secretos en un laboratorio de College Park, Maryland, añadió el diario.

El desarrollo de una computadora cuántica ha sido por largo tiempo la meta de muchos científicos y tiene implicaciones que el diario describió como “revolucionarias” para campos como la medicina, además de la misión de decodificación de la NSA.

“Con una tecnología tal todas las formas actuales de codificación secreta podrían descubrirse, incluidas las que usan muchos portales de internet y asimismo el tipo de codificaciones que se emplean para proteger secretos de Estado”, sostuvo el diario.

Aunque el alcance pleno de la investigación en la agencia no se conoce “los documentos proporcionados por Snowden sugieren que la NSA no está más cerca del éxito que otros en la comunidad científica”.

La NSA, al parecer, considera que está en una reñida competencia con los laboratorios de computación cuántica patrocinados por la Unión Europea y el gobierno de Suiza, y que si bien se hacen progresos sostenidos hay pocas perspectivas de un salto adelante inminente.




Volver arriba