Advierten ataques

Advierten ataques

Obama informa de manera oficial la operación en Iraq

1 / 2


Chiíes toman posiciones en un combate contra yihadistas en Iraq. Abajo, Barack Obama en un discurso ayer


WASHINGTON (EFE).- El presidente Barack Obama notificó ayer oficialmente al Congreso sobre los ataques aéreos de Estados Unidos en Iraq con el propósito limitado de detener el avance del movimiento yihadista Estado Islámico (EI), informó la Casa Blanca.

El mensaje presidencial responde a los requisitos de la Resolución sobre Poderes de Guerra.

Las operaciones aéreas en Iraq, según el mensaje, dieron apoyo a los civiles atrapados en la montaña Sinjar y respaldaron las operaciones de las fuerzas de seguridad de Iraq para recuperar el control de la Represa Mosul.

“Las Fuerzas Armadas estadounidenses entregaron ayuda humanitaria a los civiles atrapados en la montaña Sinjar”, indicó Barack Obama.

El presidente señaló que el 28 de agosto autorizó a las Fuerzas Armadas que condujeran ataques aéreos en apoyo de una operación para distribuir ayuda humanitaria a los civiles en la localidad iraquí de Amirli “rodeada y sitiada” por los yihadistas del Estado Islámico.

“Estas operaciones adicionales se limitarán en su alcance y duración según sea necesario para atender la crisis humanitaria y dar protección a los civiles en Amirli”, explicó el presidente, quien aclaró que todas las operaciones se han emprendido “en coordinación con el gobierno iraquí”.

El Pentágono detalló en un comunicado que ha llevado a cabo incursiones de ataque aéreo en Iraq, veintitrés de ellas como apoyo a la defensa de Erbil, trece en apoyo de la defensa de Sinjar, ochenta en apoyo de la defensa de la represa de Mosul y cuatro en torno a Amirli.Estados Unidos también detalló que ha realizado esas operaciones en coordinación con sus aliados Australia, Francia y el Reino Unido que descargaron suministros para la población local. El gobierno de estadounidense también ha enfatizado su cooperación con las fuerzas de seguridad de Iraq y la milicia Peshmerga del Kurdistán iraquí.La Resolución de Poderes de Guerra, aprobada por el Congreso en 1978, fue resultado de la intervención militar de Estados Unidos. en el conflicto de Vietnam donde, sin que el Congreso aprobara una declaración de guerra como lo estipula la Constitución, el gobierno estadounidense llegó a tener más de medio millón de soldados.De acuerdo con esa resolución el presidente puede enviar fuerzas militares de Estados Unidos al combate en el exterior sólo bajo una declaración de guerra por parte del Congreso, bajo una “autorización legal” o en caso de una emergencia creada por un ataque” contra el país.La legislación demanda que el presidente informe al Congreso dentro de las 48 horas de una acción militar y prohíbe que los soldados estadounidenses permanezcan en conflicto en el exterior por más de sesenta días sin un permiso del Congreso o una declaración de guerra.

Investigarán crímenes

Por su parte, la ONU aprobó ayer enviar de manera urgente una misión investigadora de derechos humanos a Iraq para que establezca los hechos relacionados con los crímenes perpetrados por el Estado Islámico, que controla importantes partes del país.

Esta decisión consta en una resolución adoptada por consenso al término de una sesión de emergencia del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La resolución condena en los términos más contundentes las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario como resultado de los actos terroristas del Estado Islámico.

La alta comisionada adjunta para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, denunció durante la sesión que los actos de ese grupo extremista pueden considerarse crímenes contra la humanidad.

Hizo también referencia explícita a bombardeos indiscriminados de zonas civiles por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Sin embargo, conforme a la decisión del Consejo, la misión investigadora centrará su trabajo en los hechos ocurridos desde el pasado 10 de junio, de los que el Estado Islámico es responsable.

Fue a partir de esa fecha que los insurgentes lanzaron una gran ofensiva armada sobre Mosul -la segunda ciudad iraquí más importante-, atentando contra objetivos gubernamentales y militares, y provocando miles de víctimas entre los civiles.

Sólo este año, la violencia armada ha generado el desplazamiento forzado de 1.5 millones de personas en Iraq, de las cuales 850,000 huyeron únicamente al pasado mes de agosto, según datos de los organismos especializados de la ONU.La gran mayoría de los desplazados han huido a la región autónoma iraquí del Kurdistán.Unos 250,000 desplazados de las últimas semanas pertenecen a grupos religiosos minoritarios (cristianos, yezidís, chíies, entre otros) en los que se ensaña el EI, que no tolera ninguna discrepancia religiosa o creencia distinta a la suya.Considera como infieles no sólo a quienes profesan otras religiones, sino incluso a musulmanes que no comparten su misma ideología, correspondiente a la vertiente suní del islam en su versión más radical y violenta.

En su resolución, el Consejo de Derechos Humanos insta a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para ayudar a Iraq a restablecer la paz y la seguridad en las zonas controladas por el Estado Islámico.

Aunque la respuesta de los donantes puede considerarse generosa para Iraq las necesidades son tremendas e incluyen el reto de suministrar ayuda a áreas pobladas sitiadas por los yihadistas.”Demasiados niños de la comunidad yazidí, que se encontró atrapada en Sinjar (provincia norteña de Nínive), murieron por falta de asistencia médica, denunció Pansieri en su intervención ante el órgano de la ONU.Altos responsables de derechos humanos de la ONU enumeraron en el Consejo los múltiples crímenes que su personal en Iraq ha logrado documentar y que incluyen asesinatos, ejecuciones sumarias de cientos de detenidos, conversiones forzadas, violencia sexual, secuestros y torturas por parte del EI.Para establecer las circunstancias de esos crímenes, el Consejo optó por el rápido despliegue en Iraq de una misión de expertos de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, la que esta misma semana puede estar viajando a ese país, aseguraron fuentes de la secretaría del Consejo.El equipo estará integrado por una decena de personas que tendrán como base Erbil (capital del Kurdistán iraquí), agregaron.Esta previsto que presenten un informe preliminar sobre sus investigaciones en la última semana de la próxima sesión regular del Consejo de Derechos Humanos, del 8 al 26 de este mes.

Conflicto | Iraq

Desde el pasado 10 de junio en Iraq se incrementaron los crímenes de los extremistas.

Retomaron el control

El ejército iraquí y las tropas kurdas retomaron ayer el control de la ciudad de Suleiman Bek, ocupada durante dos meses por el movimiento yihadista Estado Islámico (EI), tras un mes de agosto en el que murieron 1,420 personas en Iraq, según cifras de la ONU.

Bajas de yihadistas

En los combates de ayer las fuerzas mixtas mataron a cerca de 30 yihadistas.




Volver arriba