Acusado de secuestrar a joven durante 10 años se declara no culpable en EEUU

Acusado de secuestrar a joven durante 10 años se declara no culpable en EEUU

LOS ÁNGELES  (EFE).- El hispano Isidro García, acusado de secuestrar en Estados Unidos durante 10 años a una adolescente con quien posteriormente se casó y tuvo un hijo, se declaró hoy no culpable de los cargos.

García, de 41 años y residente de la ciudad de mayoría hispana de Bell Gardens, al sur de Los Ángeles, presentó su declaración de inocencia desde la cárcel a través de su abogado en la Corte de Santa Ana, participando en la audiencia a través de un circuito cerrado de televisión.

Según detalló la oficina de la Fiscalía de Distrito del Condado de Orange, García fue acusado el 22 de mayo de un cargo de violación, tres cargos graves de actos lascivos con un menor de edad y un cargo grave de secuestro para cometer una ofensa sexual.

De acuerdo con la acusación, García vivía con la madre de la joven en Santa Ana, al sureste de Los Ángeles, cuando la secuestró en octubre de 2004 para llevársela a vivir a Compton, al sur de la ciudad.

Allí la tuvo retenida, le consiguió una documentación falsa y varios años después se casó con ella y tuvieron una niña que ahora tiene poco más de tres años.

Como parte de la estrategia para no ser localizado, García cambió de residencia durante al menos cuatro veces en los 10 años y le dijo a la joven -que al momento del secuestro sólo llevaba seis meses viviendo en Estados Unidos- que su familia había dejado de buscarla, y la amenazó con hacerla deportar.

No obstante, vecinos de García -a quien conocían como Tomás Medrano- como María Castro, declararon a Efe que la joven, ahora de 25 años, “era libre, tenía su carro y salía en su carro y trabajaba”.

Charles Frisco, abogado de García, ha declarado que la joven nunca estuvo retenida y que ahora lo acusó ante las autoridades solamente porque se estaban separando.

De ser declarado culpable de todos los cargos, García enfrentaría una sentencia que puede ir desde 19 años en prisión hasta cadena perpetua. EFE
lu/ie/eat




Volver arriba