Mueren 15 personas en combate entre el Ejército y los talibanes en Pakistán

ISLAMABAD (EFE).- Once insurgentes y cuatro soldados murieron en un combate entre tropas del Ejército y los talibanes en la zona tribal de Waziristán del Norte, en el noroeste de Pakistán, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

El choque se produjo anoche en la zona de Miralí, según un mensaje remitido a Efe por una fuente militar que no especificó más detalles del incidente.

Fuentes de la Administración local de Waziristán del Norte y del organismo de coordinación de las zonas tribales, situado en la cercana localidad de Pesháwar, confirmaron a Efe el choque armado y el número de muertos de ambos bandos.

La escaramuza de anoche se produjo horas después de que una serie de “ataques aéreos de precisión” de las Fuerzas Armadas paquistaníes acabaron, según la versión oficial, con la vida de 60 insurgentes ayer por la mañana en la misma región.

El Ejercito informó de que entre los muertos por esos bombardeos hay combatientes extranjeros e “importantes comandantes” de la insurgencia talibán implicados en atentados recientes contra objetivos civiles y militares.

Las dificultades de acceso a los remotos y montañosos enclaves del noroeste del país hacen casi imposible contrastar con fuentes independientes los datos aportados por el aparato de seguridad sobre los frecuentes combates con la insurgencia.

El principal grupo talibán, el TTP, y el Gobierno iniciaron el pasado febrero un proceso de diálogo que está actualmente en punto muerto tras varios encuentros entre emisarios de ambos bandos que desembocaron en una tregua insurgente de poco más de un mes.

La continuación de la actividad armada de grupos afines al TTP durante la tregua generó mucha desconfianza entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas, que en los últimos meses han llevado a cabo diversas operaciones aéreas contra la insurgencia.

De acuerdo con un informe del Instituto Paquistaní de Estudios de Paz, el año pasado se cometieron en el país asiático más de 1.700 atentados -un 61 % de ellos perpetrado por el TTP y sus aliados- en los que murieron cerca de 2.500 personas, un 19 % más que en 2012.

Etiquetas: