Triple atentado en Siria deja al menos 7 muerto y 20 heridos

BEIRUT (EFE).- Al menos siete civiles murieron hoy, entre ellos cuatro mujeres, y otros veinte resultaron heridos en un triple atentado suicida perpetrado por yihadistas contra un edificio gubernamental en la localidad de Qameshli, en el norte de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Tres suicidas -presuntos miembros del grupo radical Estado Islámico de Iraq y del Levante (EIIL)- detonaron los cinturones de explosivos que llevaban adosados a sus cuerpos en el hotel Hadaya, donde tiene su sede el Gobierno local.

En el edificio también se encuentran unas oficinas de la administración interina kurda, declarada por el Partido de la Unión Democrática, una de las principales formaciones políticas kurdo-sirias, en esta población de la provincia de Al Hasaka.

El Observatorio no descartó que el número de víctimas mortales pueda aumentar debido a la gravedad de algunos de los heridos.

Trabajadores en las oficinas del PYD señalaron a esa organización que uno de los suicidas era una mujer.

Un cuarto supuesto atacante fue detenido antes de que hiciera estallar otro cinturón de explosivos.

Este triple atentado se produce la víspera del décimo aniversario de la llamada “Intifada de Qameshli”, como los kurdos llaman a los enfrentamientos y protestas contra el régimen sirio en esta localidad en marzo de 2004.

Esos disturbios se desencadenaron tras una disputa entre seguidores de un equipo de fútbol árabe y otro kurdo, que llevó a la intervención de las fuerzas de seguridad, que mataron al menos a 36 personas, en su mayoría kurdos.

En el último año los enfrentamientos entre las llamadas Unidades del Protección del Pueblo Kurdo, brazo armado del PYD, y los yihadistas se han vuelto frecuentes en el norte de Siria.

Los kurdos suponen el 9 por ciento de los habitantes de Siria, y viven, sobre todo, en Al Hasaka y en las regiones de Afrin y Ain al Arab, en la provincia septentrional de Alepo.



Volver arriba