Talibán niega que enviara a niña a ataque suicida

KABUL (AP).— El Talibán rechazó el martes que hubiese pedido a una niña de 10 años que realizara un ataque suicida contra la policía afgana.

La menor dijo el lunes que su hermano le colocó un chaleco con explosivos pero que ella se negó a hacerlos estallar en un retén policial de la provincia de Helmand. La policía fronteriza de la provincia sureña detuvo al padre de la menor, Abdul Ghfar, y buscaba a su hermano, dijo un mando de la policía. La niña, quien fue detenida el lunes y sólo se identificó como Spozhmai, dijo que se hermano es un dirigente del Talibán.

El vocero del Talibán, Qari Yousef Ahamdi, rechazó cualquier participación en la supuesta confabulación, a la que llamó propaganda gubernamental. “Nunca hacemos eso, especialmente con niñas”, dijo.

Spozhmai habló con los periodistas el lunes luego de que el Ministerio del Interior anunciara la detención de la niña y dijera que sólo tiene 10 años.

Dirigiéndose a las cámaras de televisión, dijo que su hermano, llamado Zahir, le dijo que se acercara al puesto de control y le pidiera al encargado que la llevara a la vecina provincia de Kunar. “Yo acepté y él me puso el chaleco, me dijo que me quedara aquí en la noche y que me fuera en la mañana”, dijo.

Pasada la noche, sin embargo, comenzó a atemorizarse. “Le dije que no iba a ir, él me quitó el chaleco y trató de convencerme de que los policías morirían pero yo me salvaría”, dijo Spozhmai, quien agregó que después su hermano desapareció con el chaleco. La policía dijo creer la versión de la menor.

“El chico llamado Zahir tenía el chaleco con explosivos pero escapó y ella se quedó ahí. Cuando el comandante de nuestro batallón escuchó su voz rodearon el área y llevaron a la niña a la base. Todos escuchamos su relato y cómo la obligaron a hacer esto”, dijo el coronel Hamidullah Sediqi.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, condenó al Talibán diciendo que “usar a un niño como atacante suicida va contra el Islam y contra la cultura afgana y sus creencias”.

Aunque el Talibán lo niega, hay grupos que acusan a los radicales de usar niños para cometer atentados suicidas, pero rara vez han sido utilizadas niñas en esos ataques, dijo Heather Barr, investigadora en jefe de Human Rights Watch en Afganistán.




Volver arriba