Sigue la ayuda en Homs

La ONU logra el desalojo de más de 600 civiles

Un trabajador de la Media Luna Roja Siria empuja a un hombre en una silla de ruedas. La ayuda humanitaria en  las zonas controladas por los rebeldes asediados de la ciudad siria central de Homs se reaunudó ayer

JERUSALÉN (Notimex).- Más de 600 civiles sirios, la mayoría mujeres, niños y ancianos, fueron desalojados de la sitiada ciudad de Homs desde el viernes pasado, dentro de la operación humanitaria que ayer se reanudó tras ser suspendida en la víspera por combates y bombardeos.

Las Naciones Unidas (ONU) y la Media Luna Roja Árabe Siria lograron sacar de la Ciudad Vieja de Homs a por lo menos 611 civiles, en el tercer día de la misión destinada a desocupar y repartir ayuda humanitaria, según un acuerdo entre ambos organismos y las partes en conflicto.

Esta operación ha sido posible gracias a la tregua humanitaria de tres días acordada entre el régimen y los rebeldes sirios.

La maniobra para desalojar y repartir ayuda humanitaria a los civiles sitiados en el casco antiguo de la ciudad de Homs se reanudó ayer, pese a que en esa zona prosiguen los disparos y explosiones, según reportó la agencia siria de noticias Sana.

El gobernador de Homs, Talal al Barazi, aseguró que el régimen está dispuesto a proporcionar todo tipo de apoyo y asistencia para sacar a los civiles de los barrios del casco antiguo de Homs y llevar más ayuda humanitaria para aquellos que desean mantenerse en sus viviendas.

Barazi y voluntarios de la Media Luna Roja trabajan para extender la operación más allá de ayer, que es el último día del cese al fuego acordado para la ciudad entre las fuerzas militares y los combatientes contrarios al régimen.

La ayuda ha estado llegando desde ayer a los barrios más castigados de la ciudad, luego que el sábado se registraran varios ataques contra los convoyes humanitarios de la ONU y la Media Luna Roja, de los que el régimen sirio y la oposición se acusaron mutuamente.

El gobierno sirio acusó a las facciones rebeldes rivales de lanzar el ataque, pero activistas de la oposición aseguraron que los morteros fueron disparados por las fuerzas militares del presidente Bashar al-Assad.

Pese a los bombardeos y disparos, la Media Luna Roja ha logrado repartir 250 paquetes de alimentos y 190 con productos de higiene y medicamentos.

La comunidad internacional había denunciado en varias ocasiones la desesperada situación humanitaria de los 13 barrios rebeldes del casco antiguo de Homs.

En tanto, los bombardeos del régimen sirio con barriles explosivos continuaron ayer contra barrios rebeldes de la norteña ciudad de Alepo, con un saldo de entre 11 y 20 muertos, según señaló el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los bombardeos contra Alepo se han intensificado recientemente. El pasado 6 de febrero, el OSDH anunció que al menos 246 personas habían muerto en esa ciudad en los cinco días anteriores. El OSDH, que cuenta con una amplia red de activistas en el terreno, precisó el jueves pasado que al menos 246 personas habían muerto, entre ellas 73 menores, en cinco días de ataques aéreos sobre Alepo.




Volver arriba