Secuestran al embajador jordano en Libia

TRÍPOLI, Libia (AP).- Varios enmascarados secuestraron en la capital libia de Trípoli al embajador jordano a primeras horas del martes, dijeron las autoridades, el episodio más reciente de una ola de secuestros que ilustra la carencia de seguridad y orden público en Libia desde el derrocamiento en 2011 del dictador Moamar Gadafi.

El vocero de la cancillería libia Said al-Aswad dijo que varios enmascarados dispararon desde dos vehículos al del embajador Fawaz al-Etan en Trípoli, hiriendo al conductor y apeando al diplomático a punta de pistola. La vocera de la cancillería jordana Sabah al-Rafie confirmó el secuestro, pero no tenía más detalles.

Dijo que el gobierno jordano sigue atentamente el caso junto con las autoridades libias. El motivo del secuestro no quedó claro y nadie se atribuyó la responsabilidad de inmediato.

Los secuestros han abundado en Libia desde el derrocamiento de Gadafi, siendo con frecuencia sus víctimas los diplomáticos y periodistas. En enero, fueron secuestrados brevemente seis diplomáticos egipcios y empleados de la embajada tras la detención de un líder miliciano libio en Egipto.

Fueron liberados solamente después que Egipto excarcelara al detenido. Casi todos los secuestros, sin embargo, han sido de funcionarios libios y sus familias. El domingo, el primer ministro interino de Libia, Abdulá al-Thinni, rechazó el mandato parlamentario de formar un nuevo gobierno, indicando que dimitirá en cuanto sea designado un nuevo primer ministro.

Al-Thinni dijo que tomó su decisión por un ataque reciente contra él que, según dijo, puso en peligro las vidas de los residentes de su barrio. Los detalles del ataque no fueron difundidos pero al-Thinni, ex ministro de Defensa, dijo que no quería causar luchas o derramamientos de sangre debido a su cargo.

El hijo de al-Thinni fue secuestrado y retenido durante cuatro meses por una milicia hasta su liberación en enero. El año pasado, el ex primer ministro libio Alí Zidan fue secuestrado brevemente en su hotel de cinco estrellas en el centro de Trípoli por una milicia islámica antes de ser liberado por otro grupo rival.

Además, el líder del parlamento libio, Nuri Abu Sahmein, apareció el mes pasado en un video filtrado en el que parece pedir clemencia al comandante de una milicia islámica, intentando explicar por qué fue sorprendido con dos mujeres en su residencia e insistiendo que nada escandaloso ocurría.- ESAM MOHAMED




Volver arriba