Se unen al Estado Islámico

Resulto "atractiva" la difusión de las imágenes extremas

WASHINGTON (EFE).- Las agencias de inteligencia de Estados Unidos identificaron a cerca de una docena de ciudadanos que viajaron a Siria para luchar con los yihadistas del Estado Islámico (EI) en ese país y en Iraq, de acuerdo con información de fuentes oficiales proporcionadas a “The New York Times”.

A medida que el EI se hacía más fuerte en los últimos meses más extranjeros se desplazaban a Siria para luchar en sus filas, lo que ha obligado a las autoridades europeas y estadounidenses a aumentar sus recursos para detenerlos antes de salir de sus países de origen, explicaron las mismas fuentes.

Según su relato, el EI se ha hecho más atractivo que Al Qaeda para los potenciales combatientes porque el territorio que controla lo rige con una estricta ley islámica. “Ellos pueden llamarse a sí mismos la verdadera yihad”, dijo al diario un funcionario estadounidense.

Otro factor que según las fuentes de “The New York Times” atrae del EI es la “brutalidad” de sus prácticas.

Este mes publicaron un vídeo con la decapitación del periodista estadounidense James Foley y ayer trascendió que el reportero y al menos otros tres rehenes fueron sometidos a torturas, según una exclusiva de “Washington Post”.

Se estima que más de un centenar de estadounidenses han luchado con grupos rebeldes, no sólo con el EI, desde el comienzo de la guerra civil en Siria hace tres años. Desde enero de este año hasta ahora el número de ciudadanos de Estados Unidos combatiendo en Siria se ha duplicado, precisaron las fuentes.A medida que los conflictos en Irak y Siria se recrudecen, es más difícil para las autoridades estadounidenses detener a los futuros combatientes antes de abandonen suelo nacional. En muchos casos saben que hay ciudadanos suyos en esos combates hasta mucho después de su marcha.El FBI intenta verificar en estos momentos, según el diario, los informes sobre dos estadounidenses que habrían sido asesinados luchando con el EI en Siria.

Jóvenes interesados

Por su parte, el ministro belga de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, observó un aumento del interés de jóvenes europeos por integrarse al EI después de que ese grupo proclamara un califato en Siria y algunas partes de Iraq.

“Muchos países europeos han constatado un aumento de partidas de jóvenes europeos hacia los dos países en conflicto”, afirmó ayer el canciller en declaraciones a la prensa belga.

“Podríamos pensar que la difusión de imágenes extremas (como la decapitación del periodista estadunidense James Foley) tendría un efecto disuasivo, pero lo que ocurrió fue lo contrario”, dijo.

En su opinión, los nuevos yihadistas (que participan en la “guerra santa” contra quienes consideran infieles) son “gente que tiene la impresión de participar en una misión histórica”.

Reynders señaló que la tendencia al aumento de reclutamientos se observa no solo en Europa, sino también en los países del norte de Africa.”Eso nos debería hacer pensar en poner a la lucha contra la radicalización como prioridad en la política de seguridad”, advirtió.”Ello requiere un intercambio de información entre los países en materia de seguridad, pero también actuar en la educación, asociando a la comunidad musulmana moderada”, sostuvo.

Etiquetas: