Rey de España anima a Emiratos a reforzar asociación económica

Ramiro Fuente.

El Rey Juan Carlos (i) se reúne con el príncipe heredero de Abu Dabi, el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan, durante un encuentro bilateral que ambos mantuvieron en el ámbito del foro empresarial hispano-emiratí que se celebró en el Hotel Palacio Emiratos, en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.- (EFE)

ABU DABI (EFE).- El Rey Juan Carlos animó hoy a consolidar y reforzar una asociación económica estratégica a largo plazo con Emiratos Árabes Unidos en un encuentro con empresarios y autoridades emiratíes, que impulsó la presencia española en sectores como energía, salud, defensa e infraestructuras.

En la primera jornada de su visita a este país, el Rey se reunió con el príncipe heredero, el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan, se firmaron dos acuerdos y se celebró un foro empresarial en el que participaron cuatro ministros españoles y una cincuentena de altos ejecutivos de ambos países.

Ante este foro, el monarca defendió las virtudes del liderazgo empresarial de España, que ha superado ya la recesión y vuelve a crecer, a crear empleo y a captar capitales extranjeros, y dio las gracias a Emiratos Árabes por su “continua confianza” en este país, por mirar “más allá del sentido financiero de la inversión” y por creer en una “verdadera asociación estratégica a largo plazo”.

Además de abrir las puertas a proyectos de inversión en distintas áreas, gracias a lo que miembros de la delegación definían como “extraordinaria cercanía personal” de don Juan Carlos con los gobernantes emiratíes, la visita permitió hoy empezar a desbloquear el contencioso con España que mantiene Masdar, empresa de la agencia de inversión Mubadala especializada en energías renovables.

Masdar, que gestiona junto a Sener tres plantas termosolares en Andalucía, presentó una demanda de arbitraje contra España al sentirse perjudicada por la ley sobre renovables, pero, en el encuentro sectorial en el que participó el ministro español de Industria, José Manuel Soria, las autoridades emiratíes reconocieron que la nueva normativa mejorará sus ingresos en una de las plantas.

Ahora, el ministerio español y los gestores emiratíes determinarán conjuntamente la estructura real de costes de las otras plantas afectadas para intentar llegar a un acuerdo definitivo, según informaron fuentes oficiales.

El máximo ejecutivo de Masdar es precisamente el ministro de Cultura y Desarrollo Social, Nayan bin Mubarak al Nayan, que ejerció como anfitrión del foro y, después de trasladar al Rey la bienvenida del presidente, el jeque Jalifa bin Zayed, apostó por ampliar la cooperación bilateral “en todos los campos” e invitó a España a aprovechar los planes emiratíes de diversificación de su economía.

El ambicioso programa económico de Mubadala -con unos activos de 50.000 millones de dólares- fue presentado a la delegación española antes del inicio del foro, en el que participaron los máximos ejecutivos de Abengoa, ACS, Airbus, Cadagua-Ferrovial, Cepsa, Constructora San José, FCC, Indra, Ineco, Nvantia, OHL, Sener, Técnicas Reunidas y Typsa.

Tras el encuentro empresarial y antes de un almuerzo ofrecido por el príncipe heredero, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, firmó con su homólogo emiratí un acuerdo para crear un comité bilateral que garantice un diálogo continuo a todos los niveles y otro de cooperación cultural que permitirá la apertura de una sede del Instituto Cervantes.

No fue posible finalmente culminar “por detalles técnicos” el acuerdo previsto de lucha antiterrorista, según explicaron fuentes oficiales, pero pronto se cerrarán otros sobre educación, defensa y justicia, al tiempo que se constituirán empresas de capital conjunto en terceros países y se ampliará la cooperación bilateral en áreas como educación, salud y nuevas tecnologías.

En el terreno industrial, Emiratos invitó a España a colaborar en proyectos de energía fotovoltaica y mostró interés por los trabajos para aumentar las interconexiones de gas y petróleo con Argelia, cuyo valor defiende el Gobierno español en la UE ante la crisis de Ucrania y en las que puede participar Cepsa, controlada por capital emiratí.

El ministro Soria, que ofreció además ayudar al desarrollo de la energía nuclear en Abu Dabi, fue invitado a conocer por la tarde la planta termosolar Shams-1, la mayor del mundo, que gestiona cerca de la frontera con Arabia Saudí la compañía Abengoa, propietaria del 20 por ciento, y a la que el titular de Industria se desplazó en helicóptero.

En otra reunión, la ministra de Fomento, Ana Pastor, impulsó ante su homólogo emiratí las aspiraciones españolas para participar en la construcción de los 18 kilómetros del Metro de Abu Dabi, las dos líneas del tren ligero y la tercera fase del ferrocarril costero, cuyo importe total se acerca a 1.000 millones de euros.

La construcción en el Distrito Cultural del Guggenheim y el Museo Zayed -800 millones de dólares entre los dos- y la construcción del complejo médico Jeque Jalifa -750 millones de dólares- y del hospital Zayed son también proyectos a los que opta España, después de que Ineco ganara el contrato para la puesta en marcha de la nueva terminal del aeropuerto, construida por ACS.

Además, el príncipe heredero expresó al Rey su deseo de que aumente la frecuencia de las conexiones aéreas entre España y Abu Dabi, unida actualmente a Madrid con 22 vuelos semanales y a Barcelona con doce.

En el terreno militar, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, avanzó en el diálogo para ampliar la cooperación en la seguridad de la zona y favorecer operaciones como la venta a Emiratos de varios aviones A-400 M y tres nuevas aeronaves A-330 de abastecimiento en vuelo o el diseño, equipamiento tecnológico y mantenimiento por Navantia de seis corbetas y cinco lanchas de desembarco.

También Indra opta a suministrar a este país tecnología en materia de guerra electrónica táctica y vigilancia de costas.



Volver arriba