Policía arresta a cuatro hombres por la lapidación en Paquistán

ISLAMABAD (EFE).- La Policía paquistaní arrestó hoy a cuatro hombres que participaron en el asesinato a ladrillazos de una joven embarazada frente a un juzgado en la ciudad de Lahore, en el este de Paquistán, informó una fuente policial.

Los cuatros arrestados son un tío de la víctima, dos de sus primos y un cuarto individuo sin parentesco con ella, mientras que dos hermanos de la joven continúan huidos, declaró al canal local Geo un alto mando de la Policía regional, Zulfiqar Hamid.

El asesinato ocurrió el pasado martes en las inmediaciones del Alto Tribunal de Lahore, en la provincia de Punjab, donde la víctima se dirigía para asistir a una vista, cuando un grupo de familiares se le acercaron y la lapidaron ante la pasividad policial.

El único atacante que no huyó del escenario del crimen fue el padre, quien fue detenido de inmediato tras reconocer a la Policía que el asesinato se debió a una cuestión de honor, pues su hija se había casado con el hombre que amaba sin su consentimiento.

El progenitor había denunciado al marido de su hija por secuestro, motivo por el que la pareja acudía al tribunal cuando ocurrió el ataque.

El jefe de Gobierno de Punjab, Shahbaz Sharif, dio hoy un ultimátum de 24 horas al inspector general de la Policía provincial para que arreste a todos los implicados en el “brutal asesinato” y calificó de “humillante” la inacción policial ante los atacantes.

En la misma línea, ayer el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, había pedido a su hermano y jefe de Gobierno de Punjab una “acción inmediata” contra los agresores para que sean llevados ante la justicia “cuanto antes”.

Los llamados “crímenes de honor” son muy habituales en el sur de Asia y suelen implicar a varones de una familia que vengan lo que consideran una afrenta que contraviene la conservadora moral familiar de las sociedades locales.

En Pakistán, entre dos y tres mujeres mueren cada día “por honor”, en un goteo que pasa casi desapercibido pero que, según la Comisión de Derechos Humanos de Paquistán, acumuló el año pasado 869 víctimas mortales, aunque la entidad alerta de que muchos casos quedan sin denuncia.

“Estos crímenes persisten por la impunidad de la que gozan los asesinos”, dijo la Comisión en un reciente informe, en el que denunció que la costumbre de permitir la absolución del criminal si es perdonado por la familia de la víctima favorece las agresiones.




Volver arriba