Peres: Medio Oriente afronta un “momento crítico” de cambio

El presidente de Israel, Simón Peres, se reunió con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, en la Residencia Presidencial en Jerusalén, Israel.- (AP)

JERUSALÉN  (EFE).- El presidente israelí, Simón Peres, advirtió hoy de que israelíes y palestinos, así como el resto de los pueblos en Medio Oriente, están en un “momento crítico” de cambio e insistió en que el proceso de paz que apadrina EE.UU. requiere “decisiones difíciles”.

En una reunión con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, de gira por Medio Oriente, el nonagenario político israelí destacó que éste es “un momento importante no sólo para Israel sino para todo Medio Oriente”.

“Estamos en un momento crítico, su visita aquí y a la Autoridad Nacional Palestina nos ayudará a avanzar hacia la paz”, destacó en alusión a las negociaciones que dirige el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, desde julio del año pasado.

Peres subrayó, asimismo, que Israel y el mundo están “unidos” en torno a la solución de dos estados, cuya aplicación requerirá “decisiones difíciles” pero que servirá para “impulsar hacia adelante a Israel y a toda la región”.

“Un acuerdo de paz (…) traerá estabilidad en años venideros”, matizó, a la vez que advirtió de que “la alternativa a la paz es peligrosa”.

Harper, uno de los aliados más fieles de Israel en la comunidad internacional, llegó el domingo a la región para una visita oficial que incluye también la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y Jordania.

En su entrevista de hoy, Peres y Harper dialogaron sobre la forma de intensificar las relaciones estratégicas entre los dos países y las negociaciones de paz israelo-palestinas, según un comunicado oficial.

El jefe del Gobierno canadiense expresó ayer que su país seguirá apoyando a Israel “porque es lo correcto”, en un discurso en el Parlamento en el que fue interrumpido en varias ocasiones por varios diputados árabes, uno de los cuales les instó con sorna a afiliarse al partido derechista Likud del primer ministro, Benjamín Netanyahu.



Volver arriba