ONU denuncia atrocidades del Estado Islámico

ONU denuncia atrocidades del Estado Islámico

GINEBRA, Suiza.  (AP) _ Los extremistas del Estado Islámico mataron hasta 670 prisioneros en Mosul y cometieron otros abusos terribles en Irak equiparables a crímenes contra la humanidad, dijo el lunes la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay.

       La funcionaria dijo que el Estado Islámico y otros combatientes “están cometiendo diariamente graves y terribles violaciones a los derechos humanos” en su agresivo avance para ganar terreno en las provincias del norte y este.

      Las violaciones del grupo mientras expande las fronteras de su autoproclamado califato en la frontera entre Irak y Siria incluyen asesinatos, conversiones religiosas forzadas, secuestros, tráfico, esclavitud, abuso sexual, destrucción de lugares con significado religioso y cultural, y sitiar comunidades enteras por razones étnicas, religiosas o sectarias, indicó Pillay.

      “Están yendo sistemáticamente por hombres, mujeres y niños, basados en su etnia, afiliación religiosa o sectaria y están llevando a cabo una limpieza étnica y religiosa despiadada en áreas bajo su control”, agregó la funcionaria. “Este tipo de persecución es equiparable a crímenes contra la humanidad”.

      Pillay citó el asesinato de cientos de yazidíes en Nínive y hasta 2.500 secuestrados a comienzos de agosto, y la masacre y rapto de cientos de yazidíes en la villa de Cotcho en Sinjar, en el sur, el 15 de agosto. También señaló que al menos 13.000 turcomanos de la etnia shia del pueblo de Amirli, incluyendo 10.000 mujeres y niños, están sitiados desde el 15 de junio.

      La misión de la ONU en Irak también verificó reportes de una masacre de prisioneros y detenidos de la prisión Badush de Mosul el 10 de junio.

      Entrevistas a 20 sobrevivientes y 16 testigos dijeron que gatilleros del Estado Islámico subieron a unos 1.000 o 1.500 prisioneros a camiones y los llevaron a un área deshabitada cercana. Los hombres armados dijeron a los suníes que se separaran de los demás.

      Según los relatos, entonces los extremistas gritaron insultos a los demás reos, los alinearon en cuatro filas, les ordenaron arrodillarse y les dispararon, matando a 670 de ellos.

      “Estos asesinatos sistemáticos, intencionales y a sangre fría, después de separarlos los afiliación religiosa, podría representar un crimen de guerra y contra la humanidad”, señaló la funcionaria de la ONU.- (Por JOHN HEILPRIN)

Etiquetas:, , ,