ONG marroquí alerta de que las penas de muerte continúan en Marruecos

 

RABAT (EFE).- La Coalición Marroquí contra la Pena de Muerte alertó hoy de que en Marruecos continúa dictándose penas de de muerte, la última el pasado 2 de abril en la ciudad de Agadir donde el Tribunal de Apelación confirmó la sentencia a un marroquí que asesinó a una niña de dos años y medio.

En un comunicado la coalición manifiesta su “gran inquietud” por la continuidad de las penas de muerte en el país y responsabiliza a todos los poderes, concretamente el poder judicial por no respetar el espíritu de la nueva Constitución que protege el derecho a la vida.

Asimismo, la coalición recuerda que “no se puede borrar un crimen por otro” e insta a las autoridades marroquíes a cumplir con sus compromisos internacionales y aprueben el protocolo internacional para la abolición de la pena de muerte.

El tribunal de Apelación de Agadir confirmó la pena de muerte de un marroquí que violó y mató a una niña de dos años y medio en mayo en la ciudad de Tarudant, y después declaró el asesinato de otro niño de cuatro años. El caso levantó entonces una polémica mediática y una gran indignación social.

En total, hay 113 condenas a muerte (dos de ellas a mujeres) y casi todas fueron pronunciadas por delitos de terrorismo o asesinatos.

Marruecos forma parte junto a sus vecinos Mauritania, Argelia y Túnez del conjunto de países que tiene una moratoria de facto sobre la pena de muerte, sin por ello hacerla oficial, mientras que en el resto de países árabes la pena de muerte está vigente y las ejecuciones son una realidad.

El islamista Partido Justicia y Desarrollo (que encabeza la coalición gubernamental) presentó el pasado mes de junio una propuesta de ley para restringir los delitos en los que se dictamina la pena de muerte, pero sin pedir por ello su abolición.




Volver arriba