Obama justifica intercambio de reos- es lo que pasa cuando acaba una guerra

 

VARSOVIA (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó hoy de “correcta” su decisión de facilitar la liberación del sargento Bowe Bergdahl, secuestrado en 2009 en Afganistán, y trasladar cinco presos de Guantánamo a Catar- “esto es lo que pasa cuando acaba la guerra”, señaló.

“No abandonamos a un hombre o a una mujer uniformados”, manifestó Obama en una rueda de prensa en Varsovia al ser preguntado sobre la polémica que rodea al canje de presos.

Según explicó, se había consultado el asunto con el Congreso y en un momento dado se vio la posibilidad de efectuar el intercambio, una “oportunidad” que se debía aprovechar.

Ante el riesgo que puede suponer la salida de los presos de Guantánamo, Obama confió en que Catar los mantendrá vigilados y aseguró también que Estados Unidos “no los perderá de vista” y podrá evitar que retomen sus actividades criminales.

“Hemos hecho lo correcto”, insistió Obama, quien aseguró que no habría tomado esa decisión si hubiera vulnerado la seguridad nacional.

Al margen de las circunstancias en las que se ha producido la liberación, hay que tener en cuenta que se ha logrado el regreso a casa de un soldado estadounidense, reiteró.

El sargento Bowe Bergdahl, apuntó, está siendo sometido a controles y todavía no se ha vuelto con su familia.

Tras cinco años en manos de los talibanes, la “transición” a su antigua vida será larga, señaló Obama recordando que se trata de una lección que EEUU ya aprendió en Vietnam.




Volver arriba