Nuevo ataque en Beirut

Un hombre con una mujer herida en brazos se abre paso en el sitio de la explosión de un coche bomba en el barrio Haret Hreik de Beirut

Una enorme explosión causó la muerte de por lo menos cuatro personas al sacudir un bastión del grupo extremista chiita Hezbolá en los suburbios del sur de la capital libanesa, al tiempo que dejó automóviles en llamas y cuantiosos daños en un edificio.

El ejército libanés informó que unos 20 kilogramos de explosivos fueron colocados en una camioneta y las autoridades aún investigan cómo fue detonada la carga.

Restos humanos fueron hallados dentro y alrededor del vehículo, por lo que se cree que el estallido -durante la hora de mayor tránsito en el vecindario Haret Hreik- pudo ser obra de un suicida, según reveló un funcionario libanés de seguridad.




Volver arriba