Muere un fotógrafo canadiense por los bombardeos en Alepo

BEIRUT (EFE).- El fotógrafo canadiense Ali Mustafa falleció ayer en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, como consecuencia de un bombardeo, informó hoy la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Mustafa falleció por el impacto de un barril de explosivos en el barrio de Al Haidariya, en Alepo, cuando estaba fotografiando a los muertos y los daños causados por una bomba que había explotado previamente.

Otras siete personas más perdieron la vida en el ataque que ocasionó la muerte del fotógrafo “freelance”.

RSF destacó que Mustafa, de 30 años, se encontraba en Siria para dar testimonio del sufrimiento de la población civil de Alepo, objetivo de bombardeos del régimen del presidente Bachar al Asad perpetrados con barriles de explosivos.

Nacido en Toronto e hijo de padres inmigrantes de origen paquistaní y portugués, Mustafa cubrió sucesos en Oriente Medio durante varios años y siguió de cerca las protestas de la Primavera Árabe, que comenzaron en 2011.

La organización internacional informó de que Mustafa es el noveno periodista extranjero muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.




Volver arriba