Ministro israelí concede un “Oscar” a Scarlet Johansson

Ministro israelí concede un “Oscar” a Scarlet Johansson

JERUSALÉN, Israel (EFE).- El ministro israelí de Asuntos Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, alabó hoy la decisión de Scarlet Johansson de no sumarse a la campaña de boicot a Israel y preferir un conflictivo anuncio de soda que se emitirá hoy durante la Supebowl a su acción humanitaria con “Oxfam”.

La actriz, de raíces judías, decidió renunciar esta semana a su condición de embajadora de la referida ONG después de que esta organización y el comité de boicot a Israel (BDS) criticaran su participación en una campaña a favor de una máquina de soda que se fabrica en territorio ocupado.

“Quiero expresar mi apoyo a Scarlet Johansson, que ha tomado la valiente decisión de hacer frente a los inmorales e hipócritas”, dijo Lieberman durante el Consejo de ministro celebrado este domingo en Jerusalén.

“Ha habido un intento por parte de los palestinos de atacarla por ser la embajadora de “Sodastrem”, cuya factoría esta Maaleh Adumim”, colonia erigida cerca de Jerusalén, afirmó.

Lieberman, considerado uno de los líderes del ala más dura de Israel, resaltó que “la actriz no se ha doblegado ni ha pedido perdón a aquellos que la atacan”.

“Si no que ha optado por un claro principio en contra de aquellos que disfrazan el antisemitismo clásico con falsa pretensiones. Nuestro Oscar va para Scarlet”, concluyó.

El movimiento pro palestino “Boicot, Sanciones y Desinversiones a Israel” (BDS) ha crecido a nivel internacional en los últimos meses, y ha llevado a conocidos bancos y empresas mundiales a retirar sus fondos en sociedades israelíes.

El último de ellos, el Danske Bank -el banco más grande de Dinamarca- que esta semana decidió retirar sus activos del banco Hapoalim, uno de los más importantes de Israel, al considerar que no respeta la ley internacional humanitaria.

El movimiento urge a boicotear el comercio que en algún modo favorezca la presencia israelí en los territorios ocupados, y entre las marcas que BDS pide boicotear están Motorola, Hewlett Packard, Volvo, McDonald’s o Victoria’s Secret.

A la presión se han unido políticos y embajadores, que han avisado a Israel de que puede quedar aislada si el actual proceso de paz fomentado por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, fracasa.

A esta respecto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, respondió hoy que “ninguna presión logrará que renuncie a los intereses vitales del Estado de Israel, especialmente los relativos a la seguridad de sus ciudadanos”.




Volver arriba