Matan a rebeldes en Siria

Serán crucificados tres días por dar "falso testimonio"

EL CAIRO (EFE).- El yihadista Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) ha ejecutado y crucificado a ocho combatientes de brigadas rebeldes rivales en la provincia de Alepo, en el norte de Siria, informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG explica en un comunicado que las víctimas fueron ajusticiadas ayer en la localidad de Deir Hafer, en cuya plaza los cuerpos van a permanecer crucificados durante tres días.

En la ciudad de Al Bab, ubicada en el este de Alepo, el EIIL, conocido asimismo como ISIS por sus siglas en inglés, mantuvo atado a una cruz a otro hombre durante varias horas como castigo por dar “falso testimonio”.

La organización extremista ha aplicado el castigo de la crucifixión anteriormente en otras zonas del norte de Siria, donde tiene su bastión en la provincia de Al Raqa.

El Estados Islámico de Iraq y el Levante también domina amplias zonas de Iraq, principalmente en la región occidental de Al Anbar y en la septentrional de Nínive, con el objetivo de crear un emirato islámico en Iraq y en Siria.




Volver arriba