Más de 50 muertos en inundaciones en Afganistán

KABUL, Afganistán (AP).- Las inundaciones en un área remota del norte de Afganistán han causado más de 50 muertos y forzado a miles de personas a abandonar sus hogares, dijo un funcionario provincial el sábado. Es la más reciente de una serie de inundaciones y aludes en las escarpadas montañas del norte afgano, donde los caminos son malos y muchas aldeas quedan virtualmente aisladas.

El teniente Fazel Rahman, jefe de la policía en el distrito de Guzirga i-Nur, en la provincia nororiental de Baghlan, dijo que se había recuperado 54 cadáveres, pero muchas personas seguían desaparecidas. Agregó que el saldo de muertes pudiera llegar a 100 y pidió ayuda de emergencia por el gobierno central.

“Hasta ahora nadie ha venido a ayudarnos. La gente está tratando de encontrar a sus familiares desaparecidos”, dijo Rahman, y añadió que la policía del distrito estaba abrumada por la magnitud del desastre. El general Mohammad Zahir Azimi, portavoz del Ministerio de Defensa, dijo que dos helicópteros del ejército fueron enviados al área para proveer asistencia

La Autoridad de Desastres Naturales de Afganistán tiene reservas de alimentos y otros suministros en la provincia de Baghlan y ha comenzado el proceso de enviarlos al área afectada, dijo Mohammad Aslim Sayas, vicedirector de la agencia. Dijo que se envió una delegación a las aldeas afectadas para determinar las necesidades.

El distrito de Guzirga i-Nur está ubicado más de 140 kilómetros (84 millas) al norte de la capital provincial, Puli Khumri. Jawed Basharat, vocero de la policía provincial, dijo que el departamento estaba al tanto de las inundaciones, pero que tomaría entre ocho y nueve horas para llegar al área por tierra. Los afganos en las montañas del norte han escapado principalmente de décadas de guerra en el país, pero no de los desastres naturales.

El mes pasado, una avalancha de lodo causada por fuertes aguaceros sepultó grandes secciones de una aldea remota en la provincia de Badakhshan, fronteriza con China, desplazando a 700 familias. Las autoridades no tienen aún una cifra precisa de los muertos causados por el alud del 2 de mayo, aunque se estima entre 250 y 2,700.




Volver arriba