Los talibanes matan 11 personas que habían secuestrado, incluido un candidato

 

KABUL (EFE) – Los talibanes asesinaron hoy a once personas que mantenían secuestradas, entre ellas a un candidato electoral provincial, Hussain Nazari, en el norte de Afganistán, informó a Efe un portavoz oficial.

El candidato a la asamblea provincial y sus acompañantes fueron secuestrados el pasado 30 de marzo en la zona de Baghawi, en la provincia norteña de Sari Pul, aseguró el portavoz del gobernador, Hamed Elmi.

“Según nuestras informaciones, mataron a los 11, incluyendo a Nazari”, dijo Elmi, aunque precisó que hasta el momento solo fueron encontrados cinco de los cuerpos junto a una autopista, entre los que no se encontraba el del político.

Durante esta jornada, al menos seis policías y un taliban murieron y cuatro agentes resultaron heridos en un ataque suicida contra el Ministerio de Interior afgano en Kabul, tres días antes de la celebración de elecciones generales.

Los insurgentes afganos anunciaron hace semanas en un comunicado el sabotaje de las elecciones con ataques a colegios electorales, trabajadores de los comicios y las fuerzas de seguridad.

Desde entonces se han sucedido los ataques en la capital contra objetivos institucionales y extranjeros, a pesar del despliegue por todo el país de 95.000 soldados y 48.000 policías para tratar de garantizar la seguridad en las elecciones del próximo sábado.

Hace cinco días los insurgentes atacaron las oficinas centrales de la comisión electoral de Afganistán, lo que costó la vida a cinco talibanes y causó heridas a dos policías, en el segundo ataque contra ese edificio en pocos días.

Una jornada antes siete personas, entre ellas una niña de 10 años y un conductor, murieron el pasado en un ataque suicida contra una casa de huéspedes de una ONG extranjera en Kabul.

Las elecciones están marcadas por la salida del poder del presidente Hamid Karzai, tras agotar los dos mandatos posibles, y la retirada de las tropas internacionales de Afganistán a finales de este año.

Según observadores locales, el principal reto del nuevo Gobierno será negociar con los talibanes si desea evitar un guerra civil.




Volver arriba