Los emisarios gubernamentales se niegan a seguir diálogo de paz en Pakistán

Los emisarios gubernamentales se niegan a seguir diálogo de paz en Pakistán

 

ISLAMABAD (EFE).- Los cuatro emisarios designados por el Gobierno de Pakistán para negociar la paz con los talibanes locales han expresado hoy que seguir con el proceso de diálogo “no tiene sentido” si los insurgentes no detienen sus acciones armadas.

El comité negociador se ha reunido con el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y le han trasladado su decisión de suspender los contactos con los emisarios del principal grupo talibán, el TTP, mientras continúen los atentados de la insurgencia, según una nota oficial.

“Todo iba bien al principio, pero el pasado día 13 (los talibanes) cometieron un atentado en Karachi en el que murieron 13 policías. Nos reunimos ese día con los emisarios del TTP y exigimos un inmediato alto el fuego del TTP”, expresa el comunicado.

“Esperábamos una respuesta y la que llegó fue la de Mohmand”, dijeron los delegados gubernamentales en referencia al anuncio de un comandante del TTP en la zona tribal de Mohmand de la decapitación de 23 soldados que la insurgencia mantenía en cautiverio desde 2010.

“Debido a las acciones talibanes, no podemos seguir con las conversaciones, pero estamos dispuestos a volver al servicio del país cuando el primer ministro nos lo pida”, alegan los emisarios del Ejecutivo paquistaní en su nota.

“No quiero añadir nada al comunicado. Solo seguimos esperando respuesta del otro lado”, manifestó a Efe uno de los emisarios del Ejecutivo, el veterano reportero Rahimulá Yusufzai.

Desde su inicio formal hace doce días, las conversaciones de paz en Pakistán han estado rodeadas de polémica por la intensificación de las acciones de la insurgencia, a pesar de su aparente esfuerzo negociador.

En las dos últimas semanas han muerto medio centenar de personas en acciones armadas que han sido reivindicadas por el TTP o llevan la firma de islamistas radicales afines a ese grupo.

Por su parte, un portavoz del TTP, Shahidulá Shahid, envió hoy un comunicado a medios locales en el que afirma que “varios grupos” dentro del conglomerado talibán “han sido contactados” para pulsar su disposición a un alto el fuego.

Las declaraciones del portavoz insurgente sugieren diferencias en el seno de la insurgencia, ya que Shahid afirmó que la decapitación de los 23 soldados “requiere una explicación” y que será estudiada por la cúpula del TTP, según el diario local Express Tribune.

Según el rotativo, el portavoz talibán indicó que se deben evitar acciones de este tipo para que las conversaciones tengan éxito y añadió que el TTP se está tomando en serio el actual proceso de diálogo.

La actividad terrorista en Pakistán ha aumentado muy significativamente en el último año y se ha roto así la tendencia a la baja iniciada en 2010.

Según un informe del Instituto Paquistaní de Estudios de Paz, el año pasado hubo en el país asiático más de 1.700 atentados -un 61 % de ellos perpetrado por el TTP y sus aliados-, en los que murieron cerca de 2.500 personas, un 19 % más que en 2012.




Volver arriba