La violencia en Irak deja más de mil 400 muertos en agosto

BAGDAD, Irak.  (NOTIMEX).- Al menos mil 420 personas murieron y mil 370 más resultaron heridas en combates, ataques terroristas y actos de violencia en Irak durante el recién concluidos mes de agosto, reveló hoy la misión de Naciones Unidas en este país (UNAMI).

 En su reporte mensual, la UNAMI precisó que de los mil 420 iraquíes que perdieron la vida el mes pasado, mil 265 eran civiles y 155 miembros de las fuerzas de seguridad, mientras que del total de civiles heridos, 198 fueron habitantes comunes y 172 uniformados.

 Nickolay Mladenovmil, representante especial de las Naciones Unidas para Irak, destacó en el documento que tan sólo 600 mil personas fueron desplazadas mientras que miles son acechadas por el autodenominado Ejército Islámico (EI).

 “El verdadero costo de esta tragedia humana es asombroso”, afirmó el representante de la ONU, tras destacar que las diferencias étnicas o religiosas son las principales causas de la violencia y los actos cometidos por el grupo, antes llamado Estado Islámico para Irak y Levante (EIIL).

 A pesar de las difíciles condiciones, agregó, las medidas urgentes adoptadas por el gobierno del Irak, la (norteña) región del Kurdistán y la comunidad internacional han aliviado el sufrimiento de los que huyen de la violencia y asegurado el regreso de los desplazados.

 El reporte de UNAMI, difundido en su página en Internet, subrayó que las cifras dadas a conocer no incluye a las víctimas del conflicto actual que existe en la provincia de Anbar, por lo que el total de víctimas del mes pasado podría ser mucho mayor.

 En general, la UNAMI se ha visto obstaculizado en verificar efectivamente las bajas de las zonas de conflicto y en zonas que están bajo el control del EIIL y otros grupos armados islamistas, activos en varias regiones de Irak.

 De acuerdo a la información obtenida por la UNAMI de la Dirección de Salud de Anbar, el total de víctimas civiles en la provincia hasta el 31 de agosto fue de 268 muertos y 796 heridos, 53 muertos y 360 heridos en la ciudad de Ramadi y 215 muertos y 436 heridos en Faluyah.

 Un total de 625 personas más perecieron en la vecina provincia de Nínive, que fue capturada por el EI en junio pasado y continúa hasta ahora siendo escenario de duros combates entre yihadistas combatientes islámicos y las fuerzas iraquíes.
 El Ejército iraquí, apoyado por fuerzas kurdas y voluntarios chiítas lograron este lunes arrebatar otras ciudades al grupo, matando al menos a dos de sus combatientes de alto nivel, un día después de romper el asedio de la norteña ciudad de Amerli.

 Fuentes militares aseguraros que las fuerzas iraquíes recuperaron la ciudad de Sulaiman Bek y otro bastión clave en poder el EI, tras duros combates que dejaron más de 20 yihaidistas muertos, entre ellos  Mussab Mahmoud, jefe del EI y Mazen Zaki, comandante del ala militar.

 Sulaiman Bek se encuentra cerca de Amerli, donde miles de civiles, principalmente chiítas turcomanos, quedaron atrapados por el asedio del Estado Islámico.

Etiquetas:,