La ONU condena la destrucción de la red de agua potable en Alepo

GINEBRA, Suiza.  (EFE).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó hoy la destrucción de la red de agua potable en la ciudad siria de Alepo tanto por el régimen de Damasco como por los grupos rebeldes que combaten allí.

“Los ciudadanos de Alepo que ya viven en condiciones nefastas, bajo bombardeos constantes y ataques aéreos, tienen que padecer que las infraestructuras comunitarias básicas, como los sistemas de agua potable, sean destruidos repetidamente”, afirmó Pillay en un comunicado.

“Los cortes de agua en ciertas áreas de la ciudad de Alepo suponen una seria amenaza a la salud de decenas de miles de personas, incluyendo las que viven en la Ciudad Vieja y que no tienen acceso al agua potable desde hace cinco meses”, agregó.

Según las fuentes con las que cuenta la Oficina de la Alta Comisionada, la red de agua de la ciudad ha tenido que ser reparada docenas de veces tras haber sido destruida por ataques aéreos.

Otras fuentes indicaron que el grupo armado Jabhat al-Nusra también ha cortado el suministro de agua en varias ocasiones.
Pillay recordó que la ley humanitaria internacional prohíbe los ataques o la destrucción de objetos indispensables para la supervivencia de la población civil.

Por otra parte, Pillay se lamentó de la suerte que corren los 2.500 reos de la cárcel central de Alepo, que está bajo asedio desde mediados de 2013.

“Prisioneros y detenidos afrontan unas condiciones humanitarias desastrosas, enfermedades, falta de atención médica y comida adecuada. Pido que se levante el sitio a la prisión y que se permita el acceso humanitario al centro”, manifestó Pillay.

Además, Pillay solicitó que se libere a los presos que ya han cumplido condena y a aquellos que fueron arbitrariamente detenidos.

Etiquetas:,